El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
27/12/2021
Tiempo de lectura 5 minutos.
Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

Jamás antes vio el mundo nada parecido. Una pandemia mundial a la que la OMS cambió, no una sino varias veces, su definición rebajando los niveles para declararla. Ya empezaba la cosa cambiando las reglas de juego. Necesidad de vacunación global al 100% de la población del planeta. Cepas y más cepas. Médicos silentes. Censura en redes y comportamientos opresivos más propios de regímenes totalitarios. Un poder omnímodo mundial ha sido implantado al que los gobiernos rinden pleitesía mientras seguin fielmente sus consignas y los gobiernos son títeres, cadenas de transmisión de organismos supranacionales – como la OMS (suborganismo de la ONU) o el Foro Económico Mundial , conformados por individuos a los que nadie ha elegido democráticamente, con sueldos astronómicos y mandatos otorgados a dedo. ( Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar )

La verdad revelada por la OMS como si de un profeta de la Salud Global se tratara, que nadie puede poner en duda ni está sujeta a crítica y ante ello todos los acólitos se postran en señal de adoración pagana. En eso parece consistir la Ciencia de hoy, un hijo tecnohumano de un dios griego que dobla la auténtica ciencia a conveniencia. Hay un protocolo acientífico inamovible dictado por la élites omniscientes, una orden global de obligado cumplimiento. Por lo civil o por lo incivil.

Da igual que tengas anticuerpos naturales por haber pasado la Covid. Decía un estudio de “Nature” que los anticuerpos naturales duran de por vida, pues aunque desaparezcan en sangre quedan alojados en la médula espinal, de manera que son nuestros linfocitos T4, T8 y las células NK las que se encargan de eliminar al virus, o a sus variantes, en caso de nuevos contagios. Pues bien, la tecnociencia niega ahora lo que siempre sustentó la ciencia médica: La valía de la inmunidad natural.

La única inmunidad que vale para la ciencia infusa de las élites es la tecnoinmunidad de las vacunas ARNm. Solo valen los anticuerpos protogénicos de cualquiera de las vacunas aprobadas para uso de emergencia, saltándose todos los protocolos – estos sí- , e inyectadas a modo de experimento globalista. Y no vale nuestro sistema inmunológico desarrollado a lo largo de millones de años ¡qué cosas! El irónico problema es que estas vacunas pierden efectividad rápidamente y, además, no pueden con las variantes del virus. De ahí que haya que vacunarse cada dos por tres.

Si dejas de vacunarte, pasas a ser un paria, un insolidario, un “no vacunado” estigmatizado. Y esto les pasará también a los que inicialmemte decidieron vacunarse de sus dos dosis y que luego no quieran hacerlo más, como está sucediendo ya. En España la vacunación de refuerzo ( …la tercera) va muy retrasada por las reticencias que muestran los anteriormente vacunados, tan solo el 15% y estamos a la cola de Europa.

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

En esta pandemia estamos viendo muchas cosas nefastas. Entre ellas, que han desaparecido los médicos de verdad y medran los epidemiólogos mediáticos y los galenos oficialistas, esos de la medicina burocrática del protocolo a cumplir sí o sí. Seres domeñados por las normas políticas dictadas por el cacique de salud de turno que han tirado por el retrete el juramento hipocrático. El método de diagnóstico tradicional ha sucumbido a una prueba pecerrera de dudosa procedencia y eficacia.

Hemos visto hasta usar técnicas de inducción del miedo sobre la población mediante psicología de control mental llevadas a cabo por los gobiernos a través de psicólogos para aumentar el nivel percibido de amenaza y controlar el comportamiento de las personas. Los medios de comunicación han cumplido fielmente su trabajo de mantener asustada a la gente.

Da igual, hay que vacunar al cien por cien de la población como sea pero pareciendo que es “voluntario”, para que tú seas el único responsable al vacunarte “voluntariamente” si las cosas van mal. Una una inyección emergencializada de la que no se hacen responsables ni las farmacéuticas ni los gobiernos ni la OMS ni nadie, ni siquera las compañías de seguros. Tú eres el único responsable. Te tienes que vacunar tres o cuatro o diez veces porque si no te pones la tercera o la enésima pierdes el pase covid, o sea, pierdes la oficialista condición de vacunado. “Vacunetreado” de por vida.

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

Solo que los vacunados se contagian y pueden contagiar, y haylos hospitalizados, ingresados en UCI y hasta muertos de Covid. Miren el siguiente gráfico:

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar
Datos del Ministerio de Sanidad (España)

Pocos sí, aunque el exceso de mortalidad que se está produciendo en España en estos últimos meses, de manera hasta ahora no explicada, debería preocupar. Muertes súbitas, ictus, arritmias, colapsos anormales. ¿Por qué este exceso de mortalidad? Así, en noviembre, en España, se han registrado «20 días consecutivos con muertes por exceso, algo que sólo se ha producido durante las olas epidémicas y, ya este verano, el exceso de mortalidad fue el doble de las muertes registradas con covid sin que haya hecho nada por buscar la explicación. Y la hay: Las vacunas. Miren el siguiente gráfico:

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

Las vacunas están provocando muchos efectos secundarios, enfermedades cardíacas e incluso muertes súbitas como las que se vienen observando en deportistas de élite. Miren los siguientes gráficos. En el primero observarán que estas vacunas llevan ocasionadas más muertes reportadas al Sistema VAERS que todas las vacunas precedentes desde 1988 y, en el segundo, el brutal aumento de muertes atribuidas a las vacunas ARNm en 2021 comparado con las muertes atribuidas a las vacunas habituales durante los veinte años anteriores:

Datos VAERS
Datos VAERS

Miren mis post respecto de los graves efectos secundarios de las Vacunas ARNm:

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

Y ahora, el gobierno español, ante la supercontagiosa pero levísima variante Omicron, una bendición que quizás acabe con todo este Pandemonium, obliga a volver a ponerse la mascarilla al aire libre cuando las máscarillas no sirven para nada y hay cientos de studios que lo demuestran.

Deberían empezar a cambiar el discurso. Vacunar al 100% de la población es perfecto si las vacunas protegieran de verdad pero no está resultando así. ¿De qué sirve el pasaporte-vacuna si pese a llevarlo nos contagiamos y podemos contagiar? En realidad es contraproducente. Un peligro, porque uno se relaja, y piensa que está protegido, cuando en verdad no lo estamos.

Tenemos que empezar a exigir a las farmacéuticas que hagan vacunas o medicamentos que protejan de verdad y eliminen los efectos secundarios graves que muchas de ellas producen. Cobran demasiado y no les exigimos nada. Un jugete peligroso para la salud de los niños y otras medicinas que ocasionan efectos perversos se retiran del mercado mientras una vacuna experimental con graves efectos secundarios está libre de culpa.

Y a los presuntos científicos, que dejen de marearnos con teorías oscilantes y pendulonas de ahora sí, ahora no. ¿Qué puñetas es eso de mezclar vacunas distintas? ¿Qué es lo de inocular embarazadas cuando antes ni se les podía ni dar una aspirina? ¿Por qué vacunar a los niños si tienen inmunidad innata? El colmo es que los niños será los únicos seres humanos obligados a vacunarse aunque no quieran bajo la responsabilidad de sus inconscientes padres que sí se vacunaron voluntariamente. Esto sí que es una flagrante ironía …

Andan los entes OMScianos ahora preocupados porque los gobiernos del primer mundo acaparan vacunas para las múltiples dosis que ellos mismos han promovido porque eso está impidiendo que los paises pobres se vacunen al 100%. ¡Quién fuera pobre para librarse del pandemonium vacunero! En la pobre África no hay epidemia de coronavirus y están divinamente.

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

Mucho estamos viendo en esta abierta caja de Pandora y lo que nos queda por ver. Lo más preocupante este mundo tecnológico en el que la inteligencia artificial va a decidir sobre nuestras vidas. Sin que usted o yo podamos hacer nada, porque somos meros números dentro de una computadora red de datos que sabe todo de nosotros a través del smartphone.

Y pronto a través de la lectura de nuestros pensamientos, como aventura Elon Musk, inspirador del proyecto neura-link, o el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab. La cuarta revolución industrial consiste en el interfaz hombre-máquina, de modo que seremos trans-humanos, conectados a la nube, gobernados por un solo poder.

Suena a cine, pero así está concebido. Por eso el pasaporte covid. Presuntamente sirve para controlar la pandemia, pero en realidad va a servir para controlarnos a todos. La “nueva normalidad” es la del Foro de Davos y la de Soros.

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

La pandemia es el primer episodio del Dominio del Mundo o de la Apocalipsis Zombie, la película que prefieran. Antes había habido epidemias regionales, nunca las había habido mundiales. Si se globaliza todo ¿por qué no globalizar una pandemia? Pandemia y vacunas per tutti. No una dosis para siempre como antiguamente, no, sino una cada cuatro o seis meses, en breve en vena o en parches como los del tabaco.

Covid – Refutaciones a la pandemia de nunca acabar

FiN

26 cuestiones incómodas para la Covidocracia

Random Post ➤