El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
29/09/2021
Tiempo de lectura 5 minutos.
No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

La tasa de crecimiento de la población mundial se está desacelerando, y para el año 2080 la población mundial llegará a su máximo en torno a los nueve mil millones antes de contraerse. ¿Eso nos llevará a una disminución de recursos? En esta entrada vamos a tratar de responder a esta pregunda. (No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza)

Publicaciones relacionadas:
lNo pongamos límites al hombre | Segunda parte
jNo pongamos límites al hombre: Somos ricos porque somos muchos
fNo pongamos límites al hombre: El comercio y la calidad de vida


No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Y los bendijo Dios, y les dijo: Creced y multiplicaos; llenad la tierra, y sometarla, y señoread en los peces del mar,;en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Génesis 1:28

Simon contra Maltus y Ehrlich.

¿El crecimiento de la población conduce a una mayor escasez de recursos, como sostuvo Thomas Malthus en el s.XIX  o, más recientemente, el biólogo Paul Ehrlich? ¿O el crecimiento de la población hace que los recursos sean más abundantes, como sostuvo Julian L. Simon, economista de la Universidad de Maryland?

Julian Lincoln Simon, 12 de febrero de 1932 – Chevy Chase, Maryland, 8 de febrero de 1998) fue un profesor estadounidense de Administración de Empresas en la Universidad de Maryland y doctor honoris causa por la Universidad de Navarra en 1998.

Simon se opuso a la idea malthusiana (que argumenta que el incremento de la población tiene consecuencias negativas para la economía y amenaza el ambiente). Para Simon la población es la solución a la escasez de recursos y a los problemas ambientales.

Defiende que las fronteras del crecimiento y de los recursos pueden ser ampliadas de forma muy considerable por la tecnología.

Mantuvo una enconada polémica con el entomólogo Paul R. Ehrlich, contra quien argumentó -con muchos datos empíricos- que el medio ambiente no se autodestruiría. Y que las condiciones de vida de la humanidad estaban mejorando y alcanzando cotas inimaginables hace un siglo.

Entre otros argumentos utilizó unos índices de abundancia, diseñados por él mismo,con los que puede medir la relación entre el crecimiento de la población;y la abundancia de 50 bienes, incluidos los alimentos, la energía, los materiales, los minerales y los metales.

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Cada 14 años se duplican los recursos disponibles

En base a una ingente cantidad de datos empíricos a los que aplicó el índice dedujo que  la abundancia de los recursos mundiales aumentó en un 5,9% en 2020, según el Índice de Abundancia anual, a pesar de la pandemia. El año base del índice es 1980 y el valor base del índice es 100 por ciento. En 2020, el índice alcanzó el 708,4%. En otras palabras, el índice ha aumentado en 608,4 puntos porcentuales en los últimos 40 años. Es decir, los recursos crecieron a una tasa de crecimiento anual compuesta de alrededor del 5%; y cada 14 años se duplicó la abundancia mundial de recursos.

 El análisis del crecimiento sostenido de los recursos para la población mundial de Simon desmonta las teorías de Malthus y de Ehrlich.

. Figura 1: Índice de abundancia de Simon (1980-2020)


No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Fuente: The Simon Project

Para entendernos usemos una analogía con el pan. Con el índice de la abundancia de recursos poblacionales hemos medido el tamaño del pan mundial. Ahora con el índice de la abundancia de recursos personales (per cápita) mediremos el tamaño de una porción de pan por persona. 

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Cada 20 años se duplican los recursos per cápita

Desde el punto de vista del aumento de los recursos per cápita (cuánto más de un recurso puede obtener una persona por las mismas horas trabajadas) se encontró que, para las mismas horas trabajadas, se compraba una unidad de la cesta de la compra  en 1980 y 4.03 unidades en la misma cesta de la compra en 2020.

Los recursos per cápita aumentaron en un 303%. La tasa de crecimiento anual compuesta en la abundancia de recursos per cápita ascendió al 3,55 por ciento, lo que implica que la abundancia de recursos personales se duplicó cada 20 años.

En los últimos 40 años, el precio medio de los 50 productos básicos ha caído un 75,2% y la población mundial ha crecido un 75,8%.

Figura 2: Visualización de la relación entre el crecimiento de la población mundial y la abundancia de los 50 productos básicos (1980-2020)

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Fuente: The Simon Project

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Cada 1% de aumento en la población ocasiona un aumento del 4%  en la abundancia

Desde el punto de vista de la elasticidad, es decir, a qué aumento de porcentaje de recursos corresponde un aumento determinado del porcentaje de la población mundial; encontramos que cada 1% de aumento en la población mundial representaba un aumento del 4%  en la abundancia de recursos personales (es decir, del tamaño de la porción de pan). También encontramos que cada 1% de aumento en la población se corresponde con un aumento en la abundancia de recursos de la población de 8% (es decir, del tamaño del pan mundial).

Lo cierto es que el aumento de los recursos por encima del aumento de la población indica un uso cada vez más eficiente de los recursos al disponer de más seres humanos para gestionarlos y la tecnología no sólo ayuda sino, que al disponer de más recursos humanos, la ciencia y con ella la tecnología mejoran.

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

En conclusión:

Más personas, más creatividad humana y más eficiencia en el uso de los recursos

Nos encontramos con que la humanidad está experimentando lo que llamamos superabundancia; una situación en la que la abundancia aumenta a un ritmo más rápido que el crecimiento de la población. Los datos sugieren que un mayor número de humanos tiende a beneficiar al resto de la humanidad, en lugar de empobrecerla.

Esto confirma la observación de Julian Simon de que: «No hay ninguna razón física o económica por la que el ingenio y la empresa humanos no puedan seguir respondiendo a la escasez inminente y a los problemas existentes con nuevos recursos que, tras un periodo de adaptación, nos dejen en mejor estado que antes de que surgiera el problema…. El aumento del número de personas causará [problemas a corto plazo], pero al mismo tiempo habrá más personas para resolver estos problemas y nos quedará la ventaja de que los costes serán menores y habrá menos escasez a largo plazo….. El último recurso son las personas: personas competentes, enérgicas y esperanzadas que ejercerán su voluntad e imaginación en su propio interés y, por tanto, inevitablemente, en el de todos nosotros«.

No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

Puestos a pensar mal y acertar.

Ahora piensen en ¿qué ocurriría si la población del planeta disminuyera un 12,5% en poco tiempo?  Se produciría un auténtico desastre con una disminución del 100% en los recursos mundiales. ( Nota: Esto es sólo una aproximación puesto que la elasticidad si asciende un recurso no es la misma que si desciende; y no dispongo de ese dato.)

Así, nos encontraríamos que las pretensiones de ciertos sectores de reducir la población nos conduciría a una hambruna mundial si no se hace paulatinamente.

Para eso viene fenomenal la crisis climática que nos están vendiendo, y la del coronavirus que está sirviendo para probar – no sé si intencionadamente o no- una disminución de la población a un ritmo paulatino pero sostenido. Lo cierto es que las bajadas de los PIB´s mundiales han ocurrido por los cierres no por la disminución de la población que ha ocasionado una epidemia tan leve (0,23% muertos sobre el nº de casos); y que la recuperación de la economía, salvo ciertos países – España entre ellos-, se está produciendo rápidamente.

El aborto y la eutanasia son otros mecanismos que ciertamente se están usando para disminuir lentamente la población mundial . Pero sólo se está consiguiendo en los países occidentales, de ahí la necesidad que arguyen los globalistas de favorecer la migración hacia Europa, por ejemplo.

(FiN) No pongamos límites al hombre: A más población más riqueza

FiN

No pongamos límites al hombre | Segunda parte

Random Post ➤