El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
14/08/2022
Tiempo de lectura 3 minutos.
Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica

El extraño gambito de occidente (USA, UE y la OTAN) en Ucrania es un fracaso ocultado por gobiernos y medios; un necio error de cálculo basado en una ambición desmedida usaotanera en la que una complaciente UE se ha visto envuelta. (Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica)

La UE parece haberse echado en la bañera y estar cortándose las venas sin percatarse de ello. La UE ha demostrado una vez más que no es independiente porque su política exterior está dirigida por Estados Unidos a través de la OTAN. Hace ya muchos años que el riesgo de enfrentamiento con la URSS es mínimo. Más bien la cordura debería haber llevado a la UE a una alianza con Rusia de la que son primos-hermanos.

Sin embargo, durante todos estos años posteriores a la caída del Muro de Berlín la OTAN ha ejercitado un expansionismo obsesivo y real. A pesar de haberse comprometido no una sino varias veces con Rusia en no expandirse hacia el este. La OTAN se ha ampliado (duplicado) en 20 años desde 16 países hasta 30; y todos son países hacia el este, en dirección a la frontera rusa.

Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica

Con la pretensión de anexionarse Ucrania la OTAN topaba, por fin, con la linde rusa. Rusia jamás iba a permitir un país OTAN en su frontera. Y menos iba a dejar de proteger a los ciudadanos de la etnia rusa del Donbass frente a los ataques de los neonazis ucranianos con la anuencia de su gobierno.

Lo único que han conseguido con esta necia maniobra – que lleva gestándose 10 años con la injerencia USA, UE y de George Soros en Ucrania-, es mostrar la brutal dependencia de la Unión Europea del petróleo y el gas rusos.

Dependencia amplificada por las nefastas políticas ambientales de los últimos 20 años que concedían más prevalencia a las ineficientes e insuficientes energías alternativas. Energías incapaces tecnológicamente de hacer frente a las puntas de demanda o de proporcionar un flujo energético estable. La desinversión y cierre de plantas de energías «no verdes» como la nuclear, el carbón, el gas, junto con lo anterior, crea una fuerte disminución de la oferta energética y una fuerte espiral de subidas de precios. La consecuencia va a ser una inflación galopante. Y una merma importante en la calidad de vida en Europa que conducirán a un auténtico desastre económico, energético y social y la ruina de las economías de la eurozona.

Eso sin contar con el casi seguro fracaso geoestratégico dado que los rusos terminarán,; tarde o temprano, asumiendo el control del Mar Negro y probablemente también del granero de Ucrania. Así que ahora Europa, también morirá de hambre, además de por congelación, en el invierno que viene.

¿De verdad querían suicidarse así o es que son lelos por naturaleza? Las poblaciones de Alemania, Francia, Italia, los Países Bajos, España; están en manos de gobiernos medioambientalmente trastornados. Que siguen como marionetas alocadas la Agenda 2030 y las ansias belicistas del lobby armamentístico USA instrumentalizadas por la administración demócrata.

Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica

De repente, Europa es un gran desastre, con los gobiernos boqueando como peces fuera del agua, la industria cerrada por falta de combustible. Y los ciudadanos levantándose contra los locos dictados de la Agenda 2030 por abandonar las energías fósiles, reducir drásticamente la ganadería y cerrar la agricultura. Declarando de hecho que la producción de alimentos es un peligro ambiental inaceptable, es decir, un ¡coman lo que yo les diga y minimizen su gasto energético! Y todo esto lo hacen sin un plan de contingencia ante un posible – ya empieza a ser real- fracaso de proporciones bíblicas.

Para mas inri, los gobiernos de eurolandia proceden a cortarse las venas al, pretendiendo sancionar a Rusia, autosancionarse a sí mismos por el petróleo y el gas natural rusos a los que pretendían renunciar sin poder hacerlo.

Eso es especialmente significativo en Alemania, la economía más potente de la región, que a principios de este año se percató y admitió; de manera concluyente que su política de «energía verde» fue un fracaso total. Lo que les obligó a cerrar las principales instalaciones de turbinas eólicas y recurrir a la producción de electricidad con carbón.

Un magnífico trabajo el de los verdeflautas obligando, con sus políticas necias, a las economías a recurrir al carbón, el combustible fósil más «sucio». Por supuesto, los gobiernos de Merkel (cerrando nucleares y gasísticas), y luego de Olaf Scholz, han revelado su idiocia aderezada de una hipocresía enhiesta.

Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica

De alguna manera, se dejará que la Rusia de Putin represente lo que queda del estado de derecho internacional; mientras las democracias occidentales se hundirán cada vez más en una ciénaga de despotismo trastornado y desilustrado de la «agendadosmiltreintañeriana».

Si Udes. me preguntarán mi opinión. Les diría que el globalismo se está suicidado por su estulticia. Los gobiernos títeres globalistas probablemente serán derrocados por un pueblo harto de sus desastres en menos de cinco años.

También podría llegar a imaginar a un quinquenio vista un escenario en el que la OTAN y la Unión Europea se disolverán como azucarillos..y los diversos países involucrados tendrán que buscarse otro futuro, renunciando al consejo y la coerción de EE. UU. a través de la OTAN. Y la eclosión de China como nueva potencia mundial aliada con Rusia donde la dominancia useña. de los últimos 70 años habrá desaparecido de la faz de la tierra.

Y eso en el mejor de los casos porque el estallido de una III Guera Mundial es plausible.

Puede parecer increíble, pero la historia nunca deja de recordarnos lo bromista que es. Una extraña y terrible regresión ha ocurrido en Occidente tras el mundo postCovid. Donde la espita que ha encendido la mecha ha sido el conflicto ruso-ucraniano.

Un colapso épico está llegando a Occidente por ucraniasis crónica

FiN

Conflicto Ucranioruso: una visión objetiva

Random Post ➤