El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
20/03/2022
Tiempo de lectura 13 minutos.
La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Tabla de contenidos

Las gente del mundo estaría temblando de terror absoluto si se percataran de lo cerca que están de perder todo lo que aprecian sus corazones la libertad. Los compinches infiltrados que han estado promoviendo al principio secretamente y ahora sin tapujos la deriva hacia un gobierno mundial. La falsa pandemia fue el primer acto con el que las élites globales pudieron presentar abiertamente sus objetivos globales: “El gran reinicio”. Ahora estamos en el segundo acto, la guerra ruso-ucraniana, que pronto revelará la verdadera fuerza detrás de esos conspiradores. (La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible)

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

El desarrollo sostenible es una suerte de «comunismo infiltrado» o “Metacapitalismo tecnocolectivista”

Se preguntarán si la globalización está ya muy avanzada. Pues sepan que ¡ya está hecha! De los 195 países del orbe, 193 son miembros de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS);de las Naciones Unidas y participan de una manera u otra en su Agenda 2030. Este es el gran reajuste final de todas las naciones bajo una gobernanza global; donde todos los gobiernos del mundo serán desmantelados y dejarán de existir para el año 2030.

El desarrollo sostenible, si apareciera en un diccionario que fuera fiel a la realidad, se podría definir como una suerte de «comunismo infiltrado»;o “Metacapitalismo tecnocolectivista” como lo llamo yo. Fue introducido por simpatizantes comunistas como un medio para «salvar el medio ambiente»,;pero sólo era una fachada que, junto con el cambio climático, pretende acelerar la agenda global y persuadir a las naciones para que se subieran a bordo haciéndose el harakiri. Detrás de los ODS se encuentran las herramientas para infiltrar eficazmente el nuevo comunismo en el corazón de cada nación. El viejo comunismo palidecería en comparación con este nuevo reinado de la dictadura globalista.

La idea inicial fue introducida por la partisana colectivista Gro Brundtland . El desarrollo sostenible propuesto por esta activista es una estrategia de estafa masiva, que ya está totalmente apoyada y ampliamente promovida por las Naciones Unidas. Brundtland, cuando pergeñó la idea, era vicepresidenta de la Internacional Socialista y anteriormente había sido directora de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo más irónico es que el telón de acero se derrumbó pocos años después de que ella lanzara su soflama por el desarrollo sostenible,;lo que abrió la puerta a la difusión y aceptación de lo que no era más que un nuevo plan de acción comunista;adaptado a los tiempos (desarrollo sostenible y cambio climático).

Hoy en día, los objetivos del desarrollo sostenible están implantado en todas las entidades gubernamentales, supranacionales, políticas, universidades, corporaciones y empresas. A través de la fachada de la sostenibilidad, toda la tierra, el agua, los minerales, las plantas,;los animales, la construcción, la producción, la información, la energía e incluso los seres humanos serán desglosados, “racionados”, dirigidos y controlados. Todo lo que se considere “insostenible” será excluido y eliminado de la sociedad. Fijénse si no que el término «no esencial», que se utilizó durante los confinamientos Covid para cerrar determinados negocios,;nació de la palabrería que conformaba la filosofía del desarrollo sostenible.

La insostenibilidad bajo el nuevo gobierno mundial incluirá el estilo de vida de la clase media;(por eso el nivel de vida de los países está siendo destrozado), la libertad, la propiedad de casas, negocios y vehículos,;los aires acondicionados, los electrodomésticos, la agricultura privada, la vida rural, el consumo de carne roja y la superpoblación. Los ODS cambiarán todas las áreas de nuestras vidas al trastocar en forma de limitación sostenible aspectos tan variopintos y “esenciales”;– ahora sí-  como nuestra alimentación, la generación y el consumo de energía, la vivienda, el transporte, la educación, la tecnología y la humanidad misma.

Los propios globalistas ya no se recatan y ellos mismos nos informan;de que las leyes y los valores de la sociedad occidental actual no existirán bajo el nuevo gobierno global. Esto significa sin género de dudas que el desarrollo sostenible responde específicamente a una ideología comunista.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Los tres pasos dados hasta ahora: Terrorismo (Seguridad por libertad), Covid (Salud por libertad) y Guerra de Ucrania (Paz por libertad)

Los líderes de Estados Unidos han estado socavando al pueblo estadounidense y sus libertades durante mucho tiempo. El presidente George Bush habló a menudo de la formación de un gobierno mundial. El 11 de septiembre de 1991,;justo después de la «crisis» del Golfo Pérsico, Bush dio un interesante discurso y dijo lo siguiente al adormecido pueblo americano:

«De estos tiempos turbulentos puede surgir nuestro quinto objetivo: un Nuevo Orden Mundial: Una nueva era, más libre de la amenaza del terror,;más fuerte en la búsqueda de la justicia y más segura en la búsqueda de la paz. Una era en la que las naciones del mundo, del este y del oeste, del norte y del sur, puedan prosperar y vivir en armonía».

Casualmente, diez años después, en ese mismo día y mes (9-11), bajo la presidencia del vástago de Bush,;las torres del World Trade Center fueron atacadas y derribadas, matando a casi 3000 personas. Esa «crisis» abrió la puerta a la nueva política de guerra contra el terrorismo,;que sirvió de excusa al gobierno estadounidense para socavar las libertades – con la excusa de la “seguridad”- e invadir militarmente otros países. Poco después, USA junto con la y OTAN inició la invasión de Afganistán y fueron a por los talibanes,;que daban cobijo a los temidos terroristas de Al Qaeda. Mes y medio después del 11-S, se aprobó la Ley Patriótica que allanó el camino para la agenda del nuevo orden mundial, permitiendo la vigilancia sin control de los estadounidenses, que se extendió como la espuma a todo occidente.

Por primera vez en la historia, los ciudadanos fueron vigilados como sospechosos de terrorismo: La idea subyacente era cambiar libertad por seguridad; un cambio en el que salieron perdiendo libertades todos los ciudadanos de occidente. El terrorismo fue usado para implementar la primera táctica de miedo que luego ha seguido con la “pandemia” Covid y, más recientemente, la guerra de Ucrania; de manera que han ido justificando cualquier nueva ley draconiana que los gobiernos quisieran imponer. A tal efecto, resulta curiosa la rapidez con la que la amenaza terrorista desapareció de los medios de comunicación tras la llegada de la Covid-19;y esta última, a su vez, con la llegada de la guerra ucranio-rusa:;Un carrusel de sucesos muy convenientes para la construcción de ese Nuevo Orden Mundial globalizado.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

El papel de la ONU, 193 países involucrados en la implantación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Las Naciones Unidas, desde su creación en 1945, han sido el catalizador del nuevo orden mundial. Clark Eichelberger, que fue el director ejecutivo de las Naciones Unidas hasta 1964,;y luego vicepresidente de la Asociación de las Naciones Unidas de EEUU, escribió un artículo en 1949,;divulgando claramente las intenciones de la ONU (y de EEUU) para la “solidaridad mundial”;donde nos hizo saber que un gobierno mundial evolucionaría a través de las Naciones Unidas. ¡Y qué razón tenía! La ONU es actualmente la promotora y organizadora principal del nuevo orden mundial contenido en los objetivos de la Agenda 2030.

Un extracto del artículo de Eichelberger dice lo siguiente: “La respuesta al tema del «Gobierno Mundial a través de las Naciones Unidas»;puede, según mi punto de vista, darse fácilmente. El Gobierno Mundial ha evolucionado y evolucionará a través de las Naciones Unidas a medida que la gente esté dispuesta a que evolucione. El proceso ya ha comenzado”.

El sitio web de la ONU hace saber al mundo, con un descaro que raya la omnisciencia, que los Objetivos de Desarrollo Sostenible;(el nuevo orden mundial) estarán en vigor en 2030. Podemos leerlo sin tapujos en su página web: “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible…;con el plazo de 2030 para construir las bases de un planeta próspero, pacífico y sostenible”.

Por supuesto, un gobierno global nunca puede ser próspero y pacífico,;no cuando los ciudadanos no tienen voz ni voto en las reglas de gobierno totalitarias que se les imponen.

El sitio web de la ONU cataloga a las 193 naciones como miembros de los ODS y la Agenda 2030. Estados Unidos, China, Rusia y Ucrania están en esa lista,;lo que significa que todos los gobiernos del mundo están trabajando juntos para instaurar más pronto que tarde un nuevo orden mundial.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Todos en comandita: Democracias, Comunismo y Tiranías

Pregúntese ahora ¿por qué cualquier nación comunista que nunca ha estado dispuesta a permitir la democracia, la religión;o la libertad dentro de sus fronteras, y persigue a los que lo hacen, de repente quiere coludir;con las supuestas naciones libres que socavan sus estrictos principios? ¿Cómo se globalizan las naciones que son libres con las que son gobernadas en tiranía? l¿Cómo se produce tan extraña conjunción de intereses entre actores tan distintos? ¿Cómo es posible que esto funcione? ¿Y por qué el ruso Putin, que es miembro del desarrollo sostenible de la ONU; y cuyas aspiraciones siempre han sido las de extender el comunismo por todo el mundo, comenzaría una guerra con el ucraniano Zelenskyy,;otro compañero globalista, y socavaría esos mismos objetivos deseados?

La razón es bien sencilla, es que es imposible globalizar las naciones cuando la mitad de ellas se adhieren a la democracia. Para conseguir sus objetivos de un gobierno mundial los globalistas necesitan destruir las democracias o;mantenerlas bajo un halo de “apariencia democrática” aunque no lo sean. Los líderes colectivistas abrazan una ideología de secretismo, ocultismo y ateísmo; lo que significa que nunca comprometerán o renunciarán a esas creencias, ni dejarán que otros tengan las suyas propias. Siempre han hecho y harán lo que sea necesario para comunistar a los países libres cercanos; incluso si esto significa convertirse en camaleones – falsas democracias- para hacerlo.  El próximo orden mundial tendrá que eliminar a uno u otro bando para lograr tal hazaña. Y créanme, ya lo han hecho. Saben que una sociedad democrática nunca se rendiría a una dictadura mundial porque viola todo lo que creen y defienden.

¿Ven la manipulación con la que se utiliza el desarrollo sostenible y el cambio climático para engañar a las naciones;libres e impulsar el capitalcomunismo global como un gobierno aceptable para el mundo? Quieren que olvidemos la historia por completo, que borremos la memoria de los millones de personas que fueron asesinadas;y empobrecidas bajo el liderazgo comunista,;y que asumamos tontamente la necia idea de que un régimen autoritario mundial «mantendrá la paz» y «salvará el planeta» heroicamente.

Este nuevo orden mundial no será como el comunismo de Mao en China, o como el anterior comunismo de la URSS. Un gobierno mundial único será de naturaleza más maliciosa de lo que nunca antes se ha visto,;porque el control de la humanidad será absoluto y global; y es por eso que los poderes fácticos a lo largo de la historia se han esforzado por el globalismo: Un tecnocapitalcomunismo puede lograrlo.

Este nuevo régimen no tendrá piedad. El ser humano no tendrá ningún valor, salvo los instalados en las élites. Utilizarán tecnología avanzada, digital y robótica, y armas biológicas para reconstruir genéticamente el ADN de toda la raza humana a su gusto y manera. Y esto no es una fantasía de ciencia ficción es que ellos planean hacer esto, según sus propias palabras. Tienen la capacidad, a través de años de investigación avanzada en bioarmas,;de implementar métodos (principalmente a través de vacunas) con los que emplear interruptores de muerte, eliminar razas enteras y alterar la identidad sexual,;los pensamientos y la apariencia física de los humanos. Una mentalidad colectiva reemplazará todo pensamiento independiente.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Klaus Schwab y el Foro Económico Mundial

No es casualidad que los fabricantes de vacunas ARNm de Covid-19, Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson,;sean socios oficiales del infame Foro Económico Mundial (FEM). Su fundador, Klaus Schwab, apoya con descaro la ingeniería genética de toda la humanidad. Sus publicaciones, The Fourth Industrial Revolution y Shaping the Future of the Fourth Industrial Revolution.;describen a las claras su determinación de crear un nuevo estereotipo de especie humana.

En una entrevista en vídeo de 2015, el periodista Charlie Rose interrogó a Klaus Schwab sobre la edición genética:

-Rose afirma lo siguiente: «La edición de genes está abriendo todo un nuevo horizonte para la ciencia médica».
-Schwab responde: «La 4ª Revolución Industrial no cambia lo que estás haciendo: te cambia a ti, y si tomas la edición genética como ejemplo,;eres tú quien ha cambiado, por supuesto, y eso tiene un gran impacto en tu identidad.»
-Rose: «A algunas personas les preocupa que se esté cambiando lo que significa ser humano».
-Schwab: «Ese es el problema… la nueva revolución industrial plantea muchas cuestiones sobre las implicaciones éticas e incluso legales…»

Schwab admite en esta entrevista que la guerra biológica contra la humanidad es un plan para el futuro. Su Cuarta Revolución Industrial implica la transformación completa de todos los seres humanos mediante la fusión de los elementos físicos, digitales y biológicos; Transhumanos.

A través de la implementación de la falsa pandemia, los diseños a sangre fría de Schwab se hicieron realidad. Miles de millones de personas cedieron a la propaganda del miedo que se les inyectaba en las noticias y, sin investigar a fondo la seguridad;y fiabilidad de las vacunas experimentales de ARNm, jugaron con sus vidas y permitieron;que los locos en el poder secuestraran la única cosa hermosa que los hace únicos y humanos: su ADN.

Las vacunas ARNm pusieron en marcha la búsqueda enfermiza de la agenda global para cambiar lo que significa ser humano,;y ese material hecho por el hombre que se ha fusionado en el núcleo de sus células (y lo ha hecho porque eso es lo que hace la tecnología del ARNm) es irreversible. Sólo el tiempo dirá cuáles serán los efectos finales,;y los que sigan vacunándose una y otra vez perderán con toda seguridad su identidad y se convertirán en los transhumanistas del futuro.

Me parece alarmante que sólo los pueblos libres;y los militares de las naciones occidentales hayan recibido las vacunas experimentales de ARNm que alteran los genes. Sin embargo, resulta curioso que ni Rusia ni China hayan usado la tecnología de ARNm en sus militares y ciudadanos, sino vacunas más tradicionales.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Harari, el lacayo de Schawb

El lacayo de Schwab, el profesor Yuval Harari, que es un historiador y un destacado orador del Foro Económico Mundial,;respalda las ideas de Schwab para con la humanidad. Algunas de sus apreciaciones parecen sacadas directamente de una película de terror. Se suele referir a los globalistas como la «élite»: «Al hackear los organismos, las élites pueden obtener el poder de rediseñar el futuro de la vida misma. Porque una vez que puedes hackear algo, normalmente también puedes rediseñarlo».

– En la siguiente cita, Harari califica inadvertidamente al Foro Económico Mundial como tiranos, lo que demuestra se sienten como tales, incluso los compara con la Gestapo o la KGB: «Ahora bien, en el pasado muchos tiranos y gobiernos quisieron hacerlo, pero nadie entendía la biología lo suficientemente bien y nadie tenía suficiente poder de computación y datos para “hackear” a millones de personas. Ni la gestapo ni la KGB pudieron hacerlo, pero pronto, al menos algunas corporaciones y gobiernos podrán hackear sistemáticamente a toda la gente.»
– Revela cómo el gobierno global anhela eliminar a Dios de la creación e intercambiarse como «dios» sobre la raza humana: «La ciencia está reemplazando la evolución por selección natural con la evolución por diseño inteligente. No el diseño inteligente de algún Dios por encima de las nubes. No la evolución por selección natural, sino la evolución por diseño inteligente».
– Harari ni siquiera disimula con su siguiente afirmación: «Los humanos son ahora animales hackeables… así que, elija lo que elija en la elección… el libre albedrío, se acabó».
– Este tipo es incapaz de mantener sus oscuras emociones bajo control, mientras confiesa que quiere eliminar a los «animales» pensantes del mundo, robarles el libre albedrío y destruir genéticamente su humanidad.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

Desprecio por la humanidad y firme propósito de disminuir la población del planeta

No debería sorprendernos descubrir que las empresas de vacunas mRNA Covid-19 son socios del Foro Económico Mundial que odia a los humanos. Johnson & Johnson no tuvo ninguna consideración por la vida humana cuando fueron sorprendidos comercializando ilegalmente el medicamento antipsicótico, Risperdal, a niños y ancianos.

La Fundación Bill Gates y la Organización Mundial de la Salud, ambas conocidas defensoras de la reducción poblacional, fueron descubiertas añadiendo hormonas en las vacunas antitetánicas que administraban en África y Filipinas en los años 90, lo que provocó numerosos abortos. También, su vacuna DTP mató a más niños en África que las enfermedades que estaban atacando.

¿Por qué confiar en estos conglomerados farmacéuticos cuando su forma de proceder demuestra que sólo les motiva el dinero, el poder y no cejan ni ante la perspectiva de matar a nuestros niños? La friolera de 128.000 personas al año mueren a causa de los medicamentos recetados por estas empresas. No debemos ser ingenuos ante el hecho de que estas personas en el poder que quieren que todos nos vacunemos nos ven como animales insostenibles.

El Sunday Times escribió un artículo el 24 de mayo de 2009, titulado «El club de los multimillonarios en un intento de frenar la superpoblación«. El artículo decía lo siguiente: “Algunos de los principales multimillonarios de Estados Unidos se han reunido en secreto para estudiar cómo podría utilizarse su riqueza para frenar el crecimiento de la población mundial y acelerar las mejoras en salud y educación”. ¿Cuál es esa amenaza? La nuestra. Nosotros somos la amenaza. Sobramos muchos y los que queden serán esclavos. “No tendrás nada pero serás feliz” dijo una vez Klaus Schwab.

Las vacunas genéticas no han hecho más que llegar, y proseguiran del proceso de robotización (transhumanismo) que quieren crear los globalistas. Las pandemias creadas “ad hoc” formarán parte del futuro global y aquellos a los que se les permita seguir viviendo serán transformados en humanoides híbridos obedientes, mediante edición masiva de genes y otras tecnologías invasivas. No se dejen engañar, este gran reseteo conlleva un montón de oscuras y execrables implicaciones inmorales detrás de esa agenda.

Lo que la mayoría de la gente no se da cuenta es que los gobernantes actuales son parte integrante del globalismo y, como marionetas de la élite global, no tienen ninguna lealtad a los países a los que gobiernan. Siguen credos saduceos e impíos para dominar todas las naciones bajo un solo gobierno mundial y asumir el poder absoluto sobre toda la humanidad. No tienen ningún interés en conservar ni la historia ni las leyes de las naciones ni en pacificar a los pueblos sobre los que gobiernan. Están atados a un dogma que supera la riqueza y la autosatisfacción personal: El poder absoluto. Todo lo que hacen es para promover el dominio y el control total sobre la humanidad -en todos los aspectos imaginables- y esto implica reestructurar el mundo bajo un infierno utópico  mientras ellos construyen su paraíso privado.

La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

El mundo es ahora arcilla en manos de la élite. Cuanto más aprieten, más drásticos serán los cambios.

Cuando comenzó el conflicto de Ucrania, los medios de comunicación controlados dejaron instantáneamente de acosar a las masas con la pandemia de Covid-19. La «crisis» recién aparecida debía convertirse en el nuevo foco de la agenda global. La temible guerra sustituyó al horrendo virus. Los actores de élite del drama de ficción de la Covid-19 hicieron una reverencia, y se bajó el telón (hasta la próxima temporada). Pero tan pronto como el telón de la ficción cayó sobre la pandemia, se levantó de nuevo en otro escenario y otros títeres entraron en escena, bailando el vals ante el mundo, movidos por los hilos que manejan los actores clave en la organización del nuevo orden mundial.

El repentino baile de Rusia con Ucrania cobra un cierto sentido, especialmente al saber algo que ocurrió el pasado 13 de octubre de 2021, cuando Rusia firmó un pacto con el Foro Económico Mundial para abrir el primer Centro de la Cuarta Revolución Industrial en Moscú. Este centro tiene como objetivo poner en marcha la inteligencia artificial y preparar el transhumanismo a ámbito mundial. No me sorprende que este centro se abra en Rusia. Putin, ex miembro del KGB, es un camaleón. No valora la vida humana, lo que convierte a Moscú en una sabia elección para la obliteración de almas humanas.

Y, claro que sí, la guerra podría desbaratar el sistema monetario mundial y entonces dar paso a una sociedad sin dinero en efectivo, justamente lo que la élite ha estado deseando para reiniciar el mundo. Y fuera del caos el colectivismo tomará el centro del escenario y traerá el orden a las naciones, convirtiéndose en el salvador global para el mundo.

Toda esta información es un serio aviso, debemos ser conscientes de lo que se nos avecina. El sistema de gobierno de un solo mundo ya está llamando a nuestras puertas. Si los ciudadanos del mundo no se oponen agresivamente a este golpe de estado mundial, todos nos convertiremos en “seres insostenibles” –  desechables o transhumanizables- y perderemos nuestros derechos a soñar, a establecer metas, a comprar casas, a tener negocios, a comer carne roja, a conducir coches, a viajar, y lo que es peor, se nos negará el derecho a ser humanos y, finalmente, la libertad. La humanidad ya está en manos del Desarrollo Sostenible (link), un mundo hecho a la medida de las élites tiranas.

Desengáñense, sostenible sólo significa una cosa: Una muerte en vida.

(FiN) La humanidad en manos del Desarrollo Sostenible

FiN

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder

Random Post ➤