El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
18/03/2022
Tiempo de lectura 3 minutos.
Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder


Los alimentos transgénicos no son un peligro futuro son ya una amenaza presente, muy cercana y en expansión, especialmente en España. (Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder)

España en con diferencia el país que más transgénicos cultiva de la UE, un 85% del total. Por orden las regiones que más cultivan maíz transgénicos son Aragon, Cataluña y Extremadura. Por contra, Castilla y León, la mayor productora de maiz de España, está libre de transgénicos. 

En la UE hay normativa del 2015 prohibiéndolos. Frente a la irresponsabilidad de nuestro país, en Austria, Alemania, Francia, Grecia, Hungría, Portugal, Polonia, Chequia  y Eslovaquia o Italia los cultivos tránsgénicos están terminantemente prohibidos en base a esa normativa comunitaria   Aunque no está prohibido su consumo porque, lo queramos o no, los estamos consumiendo de forma masiva. Por ejemplo en forma de soja o de maíz. De hecho, al menos el 80% de la soja importada en Europa es ya genéticamente modificada. 

¿Por qué son peligrosos los transgénicos?

Son peligrosos para el medio ambiente: Supone aumentar el uso de productos tóxicos en la agricultura, contaminan genéticamente a las variedades tradicionales, acabando con ellas y provocando una grave pérdida de la biodiversidad. Según Greenpeace, los efectos sobre los ecosistemas son irreversibles e imprevisibles.

Son peligrosos para la salud: Los riesgos sanitarios por acumulación o a largo plazo por el consumo de transgénicos no han podido ser evaluados adecuadamente. Preocupa que puedan provocarnos nuevas alergias, tumores cancerígenos o resistencia a los antibióticos. Aunque no hay datos concluyentes que despejen las dudas, ya los estamos consumiendo en grandes cantidades.

Son peligrosos para la economía: El desarrollo de los transgénicos está en manos de unas pocas empresas multinacionales que acabarán controlando todo el mercado mundial de semillas y, con ello, la producción de alimentos en el planeta. Paralelamente, los herbicidas y otros productos de síntesis son específicos para estas variedades y están igualmente en manos de estas empresas.

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder

¿Por qué yo estoy en contra de los transgénicos? Porque nadie con sentido común se hincha a comer algo sin saber antes si le puede hacer mal. Porque son indistinguibles de las variedades naturales y no podemos rechazarlos si así queremos. Y porque con ellos no acabaremos con el hambre en el mundo, como pregonan sus defensores, sino todo lo contrario. De hecho, cientos de pequeños agricultores se han suicidado en la India, endeudados tras pasarse a los caros cultivos transgénicos y no obtener las producciones prometidas.

En resumen los transgénicos no solo no implican ventaja alguna sino que plantean enormes inconvenientes:

  • Hay muchas dudas sobre sus efectos acumulativos y a largo plazo sobre la salud humana.
  • No son resistentes a las sequias pero tienen tolerancia al tóxico hervicida glicosato (que, por cierto, lo vende Monsanto, la misma que produce transgénicos) y tolerancia a algunas plagas. 
  • Hacen que se desarrollen insectos más resistentes: Según la United Academics, las plantas más resistentes seleccionan… ¡plagas más resistentes! Y esto es un problema, porque, si se cruzan con insectos típicos de culturas convencionales, pueden generar tipos aún más resistentes a las aplicaciones de herbicidas.
  • Incorporan genes de bacterias, ratones, genes humanos  etc. Es decir, introducen genes de especies que no podrían cruzarse jamás naturalmente.

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder

  • No son más productivos ni más nutritivos. Un análisis del maíz orgánico y del genéticamente modificado mostró una gran diferencia en el contenido nutricional. Vean qué es para preocuparse: el tipo orgánico contiene 437 veces más calcio, 56 veces más magnesio, y siete veces más manganeso que el transgénico.

  • Pueden causar la extinción de vegetales nativos: La plantación de transgénicos puede causar la extinción de especies nativas o el empobrecimiento de la biodiversidad, aprovechándose de una serie de susceptibilidades de algunas especies.

  • No existe estudio independiente que avale que son inocuos e inofensivos para la salud humana. Por el contrario, estudios en ratones han demostrado que estos terminan enfermando. Ya en los transgénicos se han verificado contenidos de, al menos, 13 ppm de glifosato, ¡un producto tan tóxico que puede causar cáncer!

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder

  • La indutria biotecnologica no ha podido demostrar ni un solo beneficio de los transgénicos salvo la resistencia al glifosfato. 
  • No presentan un mayor rendimiento de cultivo, sus impactos ambientales son muy graves, y sus costes socioeconómicos resultan extraordinariamente elavados
  • Lo peor de todo y más inquietante es que para las futuras cosechas no sirven las semillas derivadas de su cultivo sino que hay que seguir comprándolas de por vida a las multinacionales que las fabrican. 

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder

Esto último es sumamente grave porque los agriculores y sus naciones al no poder contar con una simiente propia se ven sometidos a la voluntad de los fabricantes de transgénicos que pueden decidir si continúan suministranndo esas semillas y el alto precio monopolístico que decidan imponer. 

Una vez en manos de las multinacionales de transgénicos, si se niegan a entregar las semillas se puede reducir por hambre a naciones enteras mediante el sencillo expediente de no suministrarles semillas transgenicas para la próxima cosecha o simplemente amenazar con tan pavorosa posibilidad. 

Así que, lo dicho, los transgénicos son insalubres, caros y un perverso instrumento de poder al servicio de las multinacionales que los producen, que pueden usar las semillas como forma de chantaje a naciones enteras.

Transgénicos: Insalubres caros y un perverso instrumento de poder


FiN

Demostración sencilla de que no hay emergencia climática

Random Post ➤