El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Sánchez y «el juego del malabar»

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
01/11/2021
Tiempo de lectura 3 minutos.
Sánchez y el juego del “malabar”

El malabarista de mi post es el ínclito Sr. Sánchez de ahí el nombre “El juego del malabar” que está elegido parafraseando la popular serie de Netflix “El juego del calamar”; pero no se preocupen no voy a estropearles la trama haciéndoles spoiler. En cualquier caso les recomiendo verla. La serie ha traido mucho cola – ahora se llama tendencia- en twitter. ( Sánchez y “el juego del malabar” )

Entre las muchas habilidades rupestres del sanchero, de todos conocidas – bulero, plagiador, felón, aprovechado, sátrapa, derrochador ….- la de malabarista no había sido comentada en mis artículos, así que vamos a ello.

Cada vez que tiene que sacar adelante una de sus leyes paparruchales o sus presupuestos derrochales– ahora está en ello- se viste de payaso malabarista y sale a los pasillos del Congreso a trastear con los bolos. Siendo los bolos – Udes. lo pueden intuir ya- cada una de las formaciones políticas anti-españolas que medran como zarrapastrosos pedigüeños en los mullidos sillones de nuestra Cámara de “Desaseados” – verbigracia diputados-.

El bochornoso espectáculo circense funciona así. ¡Que necesito los votos del PeneEnUve! Tiro su bolo, el boloeskalerrico, al aire con suficiente altura para que de tiempo a negociar mientras cae pero no muy alto pues puede descontrolarse y caer al suelo lejos de mis largas manos de callejero “bolindrero”. Las propuestas de compra y venta de votos se suceden, van y vienen, mientras los boliches suben y bajan -vendiendo para ello a cachos España sin reparo ni dignidad alguna; que para vender lo que no es suyo el sanchero es un hacha-.

Lo normal es que el bolonaira – el PeneEnUve- espere hasta el último instante para dar el “sí quiero” con lo cual el malabarista, preso de un amor despilfarrador, tiene que regatear subiendo a apuesta hasta el último momento, de suerte y manera que tiene que aguantar la mano y seguir payasilmente el recorrido del chantajero boloaurreskero hasta que casi toca el suelo para conseguir el ansiado voto del peneuvista, curioso ser dotado de un desmedido afán codicioso de lo ajeno.

Sánchez y el juego del “malabar”

Ahora pónganse en ir complicando la cutre danza bolinguera del malabarero. Y es que tiene que ir tirando al aire todos los bolos de cada seboso grupo del Congreso sin que se le caiga ninguno al suelo. El boloesuskalerrico del PeneEnUve, el bolorroka del grupo bilduetarra, el boloflauta del grupo Unidas en Común Jodemos, el barretinobolo del PedoCAT y de JuntsPerMalaUña, el bolocaganer de Esquerra Republimeada de Lelonuña, etzéterra, etzéterra, etzéterra.

En un momento dado están todos los bolos en el aire y el bolócrata se mueve torpemente, con la compostura extraviada, mirando hacia arriba, desnucándose, y hablando cariñosamente con todos a la vez: No se me os escapéis, les susurra. ¡El espectáculo es digno de verse! Por lo esperpéntico de ver al putón berbenero bolicense, que induce a vergüenza ajena de la que se sonrojaría hasta una curtida ramera. Si no fuera tan patético la gente pagaría el oro y el moro por verlo en una “serie de nesflis” grabada con cámara oculta, con tomas cenitales y “genitales” del bailongo boleril.

Para que el tinglado salga adelante es necesario que todos acepten la propuesta antes de caer al suelo. Con uno sólo que se le caiga se le jode el numerito al bolotaira. ¡Hay que reconocer que la profesión boleril tiene su mérito!

La última actuación del funambulista bolero le salió bien por arte de birlibirloque o más bien de sacar la chequera a diestro y siniestro. El PeneEnUve logra el traspaso del Ingreso Mínimo Vital y Esquerra Republimeada de Lelonuña una cuota de catalán en plataformas digitales como Netflix y HBO. Todo ello en el momento en que el bolocaganer y el boloueskalerrico iban a llegar al suelo, cosa que resolvío retorciéndose como una culebra el malabarista bulero concediéndolo todo – as usual- como un saltimbanqui chupanabos.

Sánchez y el juego del “malabar”

Claro que por el camino se dejó estas «menudencias de ná»:

  • Acercamiento y libertad de los etarras presos
    “Estos 200 presos tienen que salir de la cárcel”, aseguró el líder de boloBildutarra, Arnaldo Otegi. La izquierda abertzale propone el retorno y liberación gradual de los encarcelados por pertenecer a la extinta banda terrorista en la negociación por los Presupuestos. El PSOE niega que se vaya a sentar a hablar sobre esta cuestión.
  • El “AVE Vasco”
    La finalización y el traspaso del “TAV vasco” o “Y vasca” que pedía el peneenuve un trazado de alta velocidad que una a las tres capitales de provincia y las conecte con la frontera francesa.
  • El traspaso integral de Rodalies a Catalauña
    Una reivindicación de JuntsPerMalaUña, que Esquerra Republimeada de Lelonuña también ha hecho suya. El Govern quiere que todo el servicio de Rodalies de Catalunya -que incluye Cercanías y Media Distancia–, pase a sus manos.
  • Transferencias pendientes del Estatuto de Gernika
    Otro de los supuestos que el peneenuve quiere son las transferencias pendientes que quedan en el Estauto de Autonomía del País Vasco, conocido como Estatuto de Gernika. Todavía quedan 27 competencias en el texto autonómico que están pendientes de ser transferidas al País Vasco.
  • Garantías de cumplimiento de los PGE en Cataluña
    Una de las exigencias del gobernbolo. Que el Estado se comprometa a cumplir lo recogido en los presupuestos ante los reiterados “incumplimientos” en las cuentas anteriores. Quieren, además, poder fiscalizar que lo recogido en los PGE se cumpla y tenga recorrido durante el 2022.
  • Mantenimiento y cogobernanza de los Fondos Covid
    Otra de las reivindicaciones de JuntsPerMalaUña y Esquerra Republimeada de Lelonuña es que los Fondos Covid se puedan gestionar y decidir descentralizadamente. Desengáñense no es por el Covid es por la pasta gansa.

Uno estaría a punto de alabarle tamaña pericia si no fuera porque no es más que un pastelero vacilón repartiendo los pocos trozos enteros que aún quedan de España.

Sánchez y el juego del “malabar”

FiN

El genuflexo felón tarambana

Random Post ➤