Escritor Español Petrusvil

Referéndum en Berlín: 82% rechaza la Agenda Climática

01/04/2023

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
Tiempo de lectura 3 minutos.

Tabla de contenidos

Referéndum en Berlín: 82% rechaza la Agenda Climática
Referéndum Berlín 2030 «Neutralidad climática»
26 de marzo Vota ¡Sí!

Golpe tremendo para los activistas verderones: la friolera del 82% de los votantes de Berlín se niegan a apoyar la Neutralidad Climática de 2030. A los activistas climáticos radicales les llevará mucho tiempo recuperarse de este gran revés. (Referéndum en Berlín: 82% rechaza la Agenda Climática)

Referéndum en Berlín: 82% rechaza la Agenda Climática

Los netzeroclimateristas no se lo creen

Los líderes del movimiento netzeroclimateril reaccionaron incrédulos mientras lloraban desconsolados y con amargura ante la derrota, como tuiteó el titular de la cuenta de Twitter, Georg:

Devastadora derrota

El referéndum para pedir la «Neutralidad climática de Berlín para 2030» del domingo 26/3/2023 cosechó un fracaso estrepitoso. Y todo ello a pesar de más de un millón de euros que regaron la masiva campaña previa: Llenar la ciudad con carteles, conciertos de artistas famosos, un apoyo machacón de los medios de comunicación y cuantiosas donaciones proveniente de activistas liberales de la costa este y oeste de Estados Unidos. ¡Fantástico e hilarante!

Una vez que se asentó la gran polvareda que ha ocasionado el resultado del referéndum, se supo en detalle que «sí» no alcanzó los 608,000 votos necesarios para aprobar la medida. Solo 442.210 votaron a favor, es decir, solo el 18% de los votantes censados en Berlín. Los ilusionados activistas esperaban una participación mucho mayor. El 82% se negó a prestar cualquier tipo de apoyo a la Agenda 2030.

El rechazo de Berlín a la neutralidad climática para el mandato de 2030 es un durísimo revés para el movimiento radical Fridays for Future (FFF) and Last Generation movement en Alemania. Los radicales tardarán mucho tiempo en levantarse de la lona.

La iniciativa de Berlín para hacer que la ciudad llegue a ser climáticamente neutral en 2030 fue liderada por jóvenes ricos de clase alta como  Luisa “Longhaul” Neubauer. Pero los berlineses, que habían sido acosados durante meses por activistas que se pegaban en las calles y bloqueaban el tráfico, se opusieron a la locura de la iniciativa y los altos costos políticos y financieros que iba a suponer para sus bolsillos. Decidieron rotundamente que no querían saber nada del asunto.

Referéndum en Berlín: 82% rechaza la Agenda Climática

El mal perder de los pijas verderones

La agonía de la derrota en el referéndum fue ostentosa. Algunos de sus líderes reaccionaron arremetiendo e insultando a aquellos que se habían negado a votar «sí». En un video, la co-líder del movimiento, Luisa Neubauer, explotó en acusaciones cínicas contra la mayoría, incluso llamando a los berlineses que no cooperan. “cínicos fósiles” y “destructores del clima”.

Neubauer agregó: “Hay fuerzas en esta ciudad que están haciendo todo lo posible para sacar la última chispa de destrucción climática”. En opinión de Neubauer, estas fuerzas incluyen el vasto 82% de los berlineses que se negaron a votar «sí». Así de problemática puede ser la democracia para aquellos a los que no les gustan sus resultados.

“La burbuja climática finalmente ha estallado”

El diario Pleiteticker de Alemania comentó aquí sobre el referéndum de Berlín:

  • «El socialdemócrata Dario Schramm lloró en Twitter por el regodeo que ahora vendría del otro lado. Pero él y otros partidarios de la política de prohibición verde no deben sorprenderse. Durante años han estado difundiendo sus ideas de política buenista de una manera santurrona, arrogante y, a veces, agresiva».
  • «Ellos – la mayoría miembros de la clase media alta- han declarado la guerra a la clase media baja y baja con sus destructoras medidas climáticas. Fuera de la burbuja política de Berlín y los otros pequeños oasis urbanos para de los bon vivant de Alemania, los Neubauer de este mundo nunca tuvieron demasiado apoyo. Y ahora la burbuja finalmente ha estallado. En los distritos de Marzahn, Köpenick y Lichtenberg, la mayoría de los votantes votaron en contra del referéndum. La población trabajadora normal de Berlín decidió en contra de la élite periodística y política”.

Pero no espere que los radicales climáticos desaparezcan. Pronto volverán a intentarlo, la neurosis climática es muy mala.

(FiN) Referéndum en Berlín: 82% rechaza la Agenda Climática

FiN

Suecia dice adiós a la Agenda 2030