El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

Escritor Español Petrusvil

25/09/2021
Tiempo de lectura 2 minutos.
Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera
Escena de Érase una vez en américa.

«Papaver somniferum», la adormidera o amapola real. Su fama está ligada a su alto contenido en alcaloides que deprime y modifica los componentes emocionales aturdiendo en un estado feliz y semicomatoso al que la degusta. ( Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera )

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

«Es difícil después de haber conocido el opio tomar la vida en serio»

Jean Cocteau.

Opium pro populo

Lleva el felón adormeciéndonos con su “opium pro populo” desde que arribó de mocioneras maneras al poder. Nos ha reclinado con su palabreo melifluo y camelante sobre un camastro y nos trae todos los días, como anestesiadora madame china, el mejunge narcotizante. Nos sostienen la larga pipa de opio los medios de comunicación que, a modo de lámparas de aceite, calientan la droga hasta vaporizarla para que inhalemos los vapores de su anestesiante relato.

Su “chino de gabinete” que le catapultó al poder, el ahora decapitado Iván Ledondo, controlaba el relato narcotizante y abastecía de opiáceos a sus garitos informativos para su reparto en los opiaderos sociales. A la vez que los untaba con ese incentivo perverso de las subvenciones, de resultas de lo cual también anonadaba sus conciencias con esa droga pastosa y servil – la pasta gansa-.

Ahora lo ha cambiado por otro chinito de postín encargado, además, de controlar al partido, Óscal López, que desfenestrado por el sanchócrata allá por 2017, había medrado dulcemente como preboste de la Red de Paradores Nacionales con lo que tiene experiencia sobrada en el asunto de reclinar cómodamente al personal en el tugurio de las amapolas.

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

El flautista de Pedrín

Tan bien lo hizo el de “pelo implantado”, que lo dejó todo atado y bien atado para que a su sucesor de correrías pregoneras no le aturdiera coger las riendas del cártel cuentista; pues dejole en usufructo la flauta del de Hamelín bien afinada y la partitura manuscrita del narcotizante relato sanchero de su puño y letra.

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

A tanto llega el cártel de la droga que cada vez quedan menos periódicos libres de su presencia omnímoda. El último, “Libertad Inguinal” que ha vendido su honra al sacrosanto asunto de las «vacunas per tutti» por veinte monedas de plata. Ya se les veía venir por algunos artículos que publicaban y por los sermones covidienses que peroraba desde su púlpito mañanero el excomunista neoconverso al liberalismo, reconvertido a su vez al vacunismo más rancio.

El ajusticiamiento de Fray Josepho con escarnio público en el foro mediático y el ataque inclemente de sus propios compañeros de abadía acompañado del mutismo de los otrora “fidelis amici” canta por gregorianos la cruda verdad. Así como el apoyo denodado del resto de los medios yonkis al “arzobispo de las mañanas” quemando al fraile en la hoguera beateril por su horrendo pecado de pensar y decidir por su cuenta: “horribilis peccata covidianus mundi”, nos indica sin duda ninguna que “Libertad Inmoral” ya forma parte concupiscente de la camada opiácea.

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

El amapolo mayor del reino

¿Tienen dudas aun? Yo ya no veo rebelarse a los periodistas por esas ruedas de prensa monologales del “amapolo mayor del reino”, en las que no permite pregunta alguna. No hace mucho hubiera supuesto un plante en masa de los reporteros hasta conseguir recuperar las ruedas de prensa como Dios manda.

¿Verdad que no han movido un pelo por rebelarse ante tamaño ataque a la libertad de prensa y de información? Antaño el escándalo hubiera sido mayúsculo pero ahora moran presos del humillo opiáceo que intoxica sus mentes.

Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas de 1948

Vaya la cita anterior como homenaje al incorruptible Fray Josepho por querer cumplir a rajatabla lo que es su derecho inalienable.

Hay 2 posturas en la prensa española respecto a las vacunas de covid:
1) Los obligacionistas, que nos llaman asesinos a los que no nos vacunamos y nos confinarían en las Chafarinas.
2) Los moderados, que respetan nuestra libertad siempre que nos callemos la boca sobre el asunto.

Fray Josepho

Miren la fotografía de abajo y luego vayan a mirarse al espejo. Si tienen esa carita es que ya están presos del soma sanchificante del cartel de la adormidera. Disfruten pero luego no vengan a quejarse.

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

Pedro Sánchez y el cártel de la adormidera

FiN

El genuflexo felón tarambana

Random Post ➤body