El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Hacia el totalitarismo en diez pasos

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
13/04/2022
Tiempo de lectura 5 minutos.
Hacia el totalitarismo en diez pasos

Tabla de contenidos

¿Alguien cree aun que el totalitarismo no puede ocurrir? Pregúntese cuántos de estos pasos ya se han dado o se están dando hoy en día. (Hacia el totalitarismo en diez pasos)

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(1) Destrucción de la Religión

Cualquier creencia en un poder superior es una amenaza para el Estado. Si hay una «ley superior» entonces la moralidad personal puede legítimamente desobedecer al Estado. 

La idea de que los derechos y libertades naturales existen aparte y son superiores a las leyes del Estado debe ser destruida para que el totalitarismo pueda vencer dado que estos derechos otorgados por la ley natural o por Dios no pueden ser restringidos ni usurpados por el Estado. Entonces, para que la soberanía individual y la libertad personal se extingan, la creencia espiritual en un poder superior ha de ser eliminada por los gobiernos autoritarios. 

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(2) Confiscación de armas

«Los hombres libres tienen armas; los esclavos no», decía el eminente jurista inglés William Blackstone  Los que están preparados para defender sus vidas están preparados para defender su libertad. Que los demócratas hayan hecho  del control y la confiscación de armas  uno de sus temas prioritarios dice todo sobre hacia donde nos quieren llevar.

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(3) Control sobre la energía

El cambio climático antropogénico es la escusa para el control energético: la energía sustenta toda actividad económica. Todo, desde la agricultura, la pesca y la ganadería hasta la fabricación industrial, el transporte y las compras de los consumidores, depende de un suministro seguro y constante de energía.

La energía de los hidrocarburos en todas sus formas constituye la base de la Pirámide energética. A medida que los gobiernos toman un mayor control sobre la energía de los hidrocarburos, toman el control total sobre la economía global. 

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(4) Control de los medios de comunicación

Hay una razón por la cual los gobiernos occidentales han comenzado  a atacar agresivamente la libertad de expresión  como «información errónea» o «desinformación»: el poder de comunicar ideas al público en general amenaza el monopolio de los gobiernos sobre las verdades «oficiales». 

Los gobiernos insisten en que la «desinformación» es tan «peligrosa» que  se debe adoptar la censura para proteger «su verdad». 

Las formas de comunicación masiva (periódicos, radio y televisión) son operadas por tan pocas corporaciones que el Estado no tiene problemas para domeñar, si no controlar por completo, la información que llega al público. 

Sensu contrario, las plataformas de redes sociales y las webs de publicación independientes permiten a los ciudadanos eludir a los censores, reguladores y otros guardianes de la información de los gobiernos. Incluso estos últimos están cada vez más asediados por la censura en las RR.SS. y en internet. Los gobiernos presionan a las empresas tecnológicas, que ideológicamente coluden, para que censuren la libertad de expresión.

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(5) Control sobre el dinero

En un mercado verdaderamente libre, las personas intercambian bienes y servicios de acuerdo con el dinero con un valor acordado (generalmente en forma de oro o plata). Sin embargo, cuando los gobiernos reemplazan las monedas de oro (con valor inherente) por papel moneda, el valor de las monedas pasa a depender completamente del Estado y los Bancos Cenrales y, si los gobiernos continúan imprimiendo dinero, el valor de ese dinero disminuye. En efecto, el uso de  monedas fiduciarias  permite a los gobiernos  gravar onerosamente con el impuesto de la inflación a sus ciudadanos. Al controlar el único medio legal de intercambio, el gobierno se inserta e interpone en todo el comercio. Los mercados libres se vuelven controlables.

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(6) Controlar mediante el miedo

El poder del gobierno descansa en la aceptación de los ciudadanos de que sólo el Estado puede abordar los grandes problemas. Esto constituye un incentivo perverso para los gobiernos que inventan grandes problemas generando miedo en sus ciudadanos y se ofrecen comp los únicos que pueden solucionarlos. 

Por ejemplo, los gobiernos han utilizado el COVID-19 para ordenar tratamientos de salud personal, bloquear economías enteras, censurar puntos de vista disidentes y mantener a las personas bajo vigilancia o bajo arresto domiciliario. Otro ejemplo lo constituye como los gobiernos han utilizado historias apocalípticas sobre el cambio climático para impulsar un mayor control estatal sobre la anergía y la industria. Incluso se han  declarado emergencias  por el «racismo sistémico» y los «derechos de las personas transgénero», etc. etc. 

El miedo es una herramienta para subyugar y mantener el control, por lo que los gobiernos producen miedo en masa para su propio beneficio.

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(7) Adoctrinamiento en las escuelas

Decía Lenin: «Denme cuatro años para enseñar a los niños, y la semilla que he sembrado nunca será arrancada». ¿Es de extrañar, entonces, por qué  las escuelas sean la primera línea de batalla de las guerras culturales? 

Antaño solía ser ampliamente entendido en que los padres son fundamentales para educar a sus hijos. Ahora, hay un  adoctrinamiento izquierdista en los planes de estudios escolares. Y objetar la infusión de marxismo cultural en la educación por parte del Estado puede hacer que uno sea etiquetado como «terrorista doméstico «. 

Objetar la creciente exposición de los niños pequeños en las escuelas al «transgenerismo» y  al contenido sexual gráfico. se etiqueta como «intolerante». Oponerse a que a los niños blancos pequeños se les enseñe a sentirse culpables por el color de su piel se presenta irónicamente como «racista».

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(8) Eliminación de Familia

En una sociedad libre, la familia es la unidad básica para el autogobierno y la libertad. En una sociedad controlada, la  familia es una amenaza directa  a las enseñanzas y a las pretensiones del Estado. Otra vez Lenin: «Dadme sólo una generación de jóvenes y transformaré el mundo entero».

 ¿Es sorprendente, entonces, que el  matrimonio , entre un hombre y una mujer, haya estado bajo ataque durante décadas? l¿Es sorprendente que la maternidad y dar a luz a muchos niños se hayan ridiculizado como amenazas a la liberación de la mujer, mientras que se celebra el aborto bajo pedido? ¿Es sorprendente por qué nuestra cultura reprende a los hombres por su masculinidad «tóxica»? ¿Es sorprendente por qué los maestros de escuela interfieren con tanta frecuencia en la relación padre-hijo que alguna vez fue inviolable   o por qué se les enseña a los niños a depender de servicios del gobierno, no de sus familias, para ser felices? 

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(9) Eliminación de la automoción privada

El automóvil personal revolucionó el mundo al liberar al individuo del aislamiento tanto físico como intelectual. Los vehículos relativamente económicos combinados con carreteras abrieron oportunidades laborales, ampliaron las opciones de vida y promovieron el libre intercambio de bienes e ideas en todo el mundo. 

¿Es una sorpresa, entonces, que el Estado presione tanto por el transporte público masivo y la eliminación de la propiedad de automóviles? ¿Es sorprendente que las normas de seguridad gubernamentales y las regulaciones de combustible hayan hecho que sea más difícil para los individuos pagar un vehículo, cuando la mayoría de las demás formas de tecnología moderna han bajado de precio a lo largo de las décadas? 

La libertad de movimiento, como la libertad de expresión, es una amenaza para el control del gobierno.

Hacia el totalitarismo en diez pasos

(10) Seguimiento de identidad digital

Los pasaportes digitales  COVID-19 han sido la avanzadilla a la que seguirá  la próxima introducción de  las monedas digitales por los bancos centrales. Si  los ciberdineros emitidos por el gobierno  reemplazan el relativo anonimato del efectivo físico, entonces ninguna compra, donación o inversión puede estar libre de las miradas indiscretas del Estado.

 Combinado esto con el control gubernamental sobre la atención médica y la imposición de identificaciones digitales obligatorias, el Estado habrá creado el sistema de vigilancia perfecto. Cuando toda la actividad humana es monitoreada y los puntuaciones de crédito social son la norma, la elección personal desaparece.  

Hacia el totalitarismo en diez pasos

Miedo + Dependencia = Esclavitud

Cuando el Estado determina lo que posees, lo que dices, lo que puedes creer y adónde puedes ir, entonces te has convertido en  esclavo del control total del Estado. Aterrorizar a los ciudadanos para que obedezcan y forzarles a depender de ellos para su supervivencia son los sellos distintivos de todos  los regímenes totalitarios.

(FiN) Hacia el totalitarismo en diez pasos

FiN

Big Pharma: Medicinas de destrucción masiva

Random Post ➤