El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

España se une al Club de la Eutanasia y la Cosecha de Órganos

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
31/01/2022
Tiempo de lectura 3 minutos.
España se une al Club de la Eutanasia y la Cosecha de Órganos

Era de esperar que, si el «suicidio asistido» (la eutanasia) se legalizaba y normalizaba, conduciría a la “sustracción de órganos como un apetitoso postre  para la Cultura de la Muerte”.

¡No es maravilloso! Un acto de generosidad de quienes no son «generosos con su propia vida». Pero yo no lo veo así, la muerte es el negocio de nuestro tiempo.

No falla. Lo mismo ocurrió con el aborto que trajo en su mochila los abortorios privados y el tráfico de órganos fetales. 

Por supuesto que, en este caso, hablamos de buenas intenciones, los órganos son muy necesarios para muchas personas. Sin embargo, detrás de estos gestos buenistas siempre aparecen los incentivos perversos. ¿Se presionará al alza la eutanasia para conseguir más órganos?  ¿Florecerá un mercado negro de órganos detrás de la muerte asistida? No les quepa duda.

¿Promoverán o inducirán al suicidio legal las aseguradoras médicas para evitarse costes y los hospitales privados para realizar más transplantes? Tampoco lo duden. 

Ya había antecedentes pues Bélgica y los Países Bajos permiten la combinación de la eutanasia y la donación de órganos, incluidos los de enfermos mentales. Lo mismo ocurre con Canadá, aunque todavía no entre los enfermos mentales pero en menos de un año lo harán. Los más débiles están indefensos ante estos ataques a su vida.

España se une al Club de la Eutanasia y la Cosecha de Órganos

En Ontario, la organización de donación de órganos incluso contactará a la persona que va a ser «asesinada» para preguntar, en efecto, si pueden quedarse con su hígado.

Ahora España se ha unido al club de la eutanasia y la Cosecha de órganos. 

España legalizó la eutanasia el 25 de junio del año pasado y ya los cirujanos de trasplante están utilizando órganos de pacientes «sacrificados».

Según un informe de la revista española  Redacción Médica  7 pacientes donaron sus órganos a pesar de que el gobierno aún no ha publicado las pautas legales ni los reglamentos nacionales para controlar tales procedimientos.

España se une al Club de la Eutanasia y la Cosecha de Órganos

¿Porque tanta prisa?

La directora de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) de España, Beatriz Domínguez-Gil, dijo que la ONT “intuyó” [sic] que algunos pacientes de eutanasia querrían donar sus órganos. Rápidamente elaboró unas pautas para los coordinadores de trasplantes para impulsar la eutanasia y «normalizarla» en todo el país. ¡Ven como cada ‘grupo de poder’ se mueve rápido por sus intereses! 

Esto es tan asquerosamente utilitarista como parece, y la lógica parece ineludible. Si estamos dispuestos a matarlos para acabar con su «sufrimiento», también podríamos obtener algún beneficio social de sus muertes.

Estos negocios, legales o no, trufados de buenisteismo social, no son más que la mercantilización de la vida y la muerte humanas.
Cualquier inmoralidad que se permita creará una ristra de inmoralidades como consecuencia:

  • Fue ceder ante el aborto y se fomentó el aborto por cualquier peregrino motivo, nacieron las clínicas abortivas y el tráfico de órganos. 
  • Ha sido ceder ante la eutanasia y fomentará la «muerte digna» por cualquier motivo por banal o espurio que sea – incluso se «suicidará» a personas que propiamente no lo deseen o en contra de su voluntad – esto ya pasa con niños y enfermos mentales en Holanda-, se abrirán clínicas privadas para «morir dignamente» cuyo único incentivo serán los beneficios crecientes y se mercadeará con los órganos de los suicidados. 

Pero lo que no harán es lo que parece más humanitario, ofrecerles a los que sufren medidas de ayuda y prevención para evitar su «suicidio asistido». A la sociedad de la muerte le sale más a cuenta matarles y mercadear con sus cuerpos. 

Además, una noción cruel y horrible podría plantarse fácilmente en la mente enfermiza de los pacientes desesperados por morir: Que su muerte tendrá más valor para la sociedad que la continuación de su vida: El legado de suicidas. De hecho, esa idea podría ser el punto de inflexión que los convenza para saltar prematuramente a la tumba. 

Ya verán como esta sociedad enferma verá con buenos ojos la sustracción de órganos de los recién «sacrificados», que es una idea espléndida, y sí, de hecho, un sabroso «postre postmortem» para una sociedad que extrae beneficios de la muerte. 

Estamos incursos en la Cultura de la Muerte y esta cada vez abarca más ámbitos vitales y sociales humanos, revestida de nuevos derechos que se inventan.

Detrás de la eutanasia y el aborto se esconde la eugenesia sobre las vidas que no son útiles: Los fetos, los ancianos, los débiles y los tarados física o biológicamente. El mercadeo con sus órganos es sólo un paso más hacia una sociedad deshumanizada.

España se une al Club de la Eutanasia y la Cosecha de Órganos

FiN


Cultura de la muerte: La eutanasia que viene

Random Post ➤