El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Covid – Breve Historia de una histeria

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
04/01/2022
Tiempo de lectura 4 minutos.
Covid – Breve Historia de una histeria

Acaba de terminar el segundo annus horribilis (2021), y ya con una cierta perspectiva podemos echar la vista atrás y resumir los acontecimientos que nos han llevado a vivir el Pandemonium COVID-19. ( Covid – Breve Historia de una histeria )

Covid – Breve Historia de una histeria

He aquí, en diez puntos críticos, cómo hemos llegado hasta aquí.

  • Desde el año 2014, al menos, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), a través de la división NIAID de Anthony Fauci, financiaron con millones de dólares del contribuyente a la China comunista para financiar la investigación que buscaba una ganancia de función que implica la alteración genética de los coronavirus de murciélagos en el Instituto de Virología de Wuhan para estudiar la infección en seres humanos: China usó técnicas de EEUU para crear coronavirus de forma insegura  (By MIT Technology Review )
  • Alrededor de octubre de 2019, la pandemia de COVID-19 comenzó cuando un nuevo coronavirus se filtró desde el mismo Instituto de Virología de Wuhan –;posiblemente infectando a trabajadores del laboratorio- llegando a la población humana.
  • El Partido Comunista Chino impuso un estricto bloqueo a su propia población, mientras que,;a la vez, permitía los viajes internacionales hacia y desde China, hecho que facilitó la propagación mundial del virus.

Covid – Breve Historia de una histeria

  • A medida que se desarrollaba la pandemia, los gobiernos y los funcionarios de salud pública se valieron de tasas de mortalidad muy sobreestimadas;y de falsas promesas de medidas provisionales («dos semanas para aplanar la curva») para promover políticas sanitarias sin precedentes de encierros prolongados;y generalizados de las poblaciones sanas, que han continuado hasta hoy, dos años después. Los medios de comunicación entraron en el juego de divulgar de forma contínua;y sensacionalista los hechos alarmando a la población e inoculando el terror en sus mentes.

En el siguiente cuadro, realizado por el Ministerio de Sanidad de España), pueden observar que la letalidad para mayores de 70 años es del 4,1%,;es decir, que se recupera el 96% de las personas mayores de 70 años que se contagian. En el rango de edad de 50 a 69, la letalidad del covid ya baja al 0,3% (se recupera el 99,7%). Para la franja de 20 a 49, la letalidad es del 0,03% (sobrevive el 99,97%); y para menores de 20, la letalidad es asintótica con el 0%. En definitiva, para la población general hablamos de una IFR (tasa de mortalidad);del 0,23%, una tasa que no justifica las brutales medidas de confinamiento que tomaron las autoridades.

Covid – Breve Historia de una histeria
  • Simultáneamente, en muchos países,;las autoridades pusieron a sabiendas a pacientes enfermos de COVID-19 en estrecho contacto con personas altamente vulnerables,;como los residentes de residencias de ancianos, lo que provocó decenas de miles de muertes innecesarias y evitables. El hecho de dejar encerrados  a los ancianos sanos junto con los enfermos en las residencias y no tratarlos en los hospitales propició una alta mortalidad entre nuestros mayores y es uno de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la pandemia. Desde el principio conocían que las mayores tasas de mortalidad se daban entre ancianos (IFR del 4,1%) y personas con comorbilidades.
  • A pesar de la evidencia definitiva de las primeras etapas de la pandemia de que el COVID-19 plantea un riesgo mínimo de enfermedad grave;y estadísticamente cero posibilidades de muerte en los niños, y que los niños no son impulsores significativos de su propagación, los responsables de Educación;junto con los de Salud Pública obligaron a cerrar a las escuelas a cerrar durante extensos periodos de tiempo; y sometieron a los niños a “condiciones carcelarias” en otros periodos obligándoles al uso contínuo;de mascarillas y al frío o calor manteniendo las ventanas abiertas, y siguen presionando para renovar el cierre de las escuelas. El daño educativo y mental para nuestros hijos ha sido demencial.
  • A medida que se identificaban medicamentos y tratamientos baratos, existentes y seguros que mostraban su eficacia en el tratamiento del COVID-19,;un movimiento sistemático y mundial para suprimir y desacreditar estigmatizando dichos tratamientos fue instigado por los responsable de Salud Pública, Bill Gates,;llos medios de comunicación, las empresas farmacéuticas y las corporaciones de los medios de comunicación social (Redes Sociales), para proteger sus intereses financieros y otros más espurios con las vacunas y otros medicamentos patentados que tenían en desarrollo, lo que ocasionó decenas de miles de muertes innecesarias.

Covid – Breve Historia de una histeria

  • Cuando las vacunas COVID-19 estuvieron disponibles a través de una Autorización de Uso de Emergencia (EUA) estos tratamientos extremadamente nuevos;y con protocolos de verificación incompletos fueron fuertemente promovidos por los mismos mentados en el párrafo anterior bajo promesas falsas de que las vacunas:

– Proporcionarían inmunidad.
– Eran incluso mejores que la inmunidad natural.
– Detenían el contagio y la transmisión del virus.
– Eran seguras – con poquísimos efectos secundarios- y eficaces para todas las edades.

  • Incluso han proseguido después con la imposición vacunal después, cuando se ha demostrado que las vacunas ARNm para COVID-19:

 – Pierden eficacia en cuestión de semanas.
 – Son ineficaces para detener la transmisión y propagación del virus.
 – Son inferiores a la inmunidad natural.
 – A pesar de que, además, se han notificado más de 20.000 muertes relacionadas con las vacunas en el VAERS de los CDC (USA); y números similares en EudraVigilance (Europa) las autoridades y los responsables de Salud Pública siguen;presionando cada vez más para que se pongan terceras, cuartas, etc.;dosis de refuerzo, incluso la vacunación de por vida e incluso pretenden vacunar a los niños;que ni son transmisores ni tienen (IFR 0,002% entre 0-10 años) habiendo vacunado;ya a los adolescentes (IFR 0,003%) grupos con tasas de mortalidad bajísimas o cuasi nulas.

Las muertes notificadas en VAERS debidas a las vacunas ARNm superan ya a las producidas;por todas las vacunas anteriores desde 1988, como se puede ver en la gráfica siguiente. Esto y mucho menos ha bastado para parar en seco otras vacunas ¿por qué no para estás?

Covid – Breve Historia de una histeria
  • A pesar de que se ha demostrado que la cepa dominante actual de COVID-19 -la variante omicron- es más transmisible y mucho menos mortal que las cepas anteriores, además de haber mutado drásticamente respecto a la cepa original que sirvió de patrón para las vacunas ARNm, las autoridades y los responsables de Salud Pública – incentivado mediáticamente por los principales medios de comunicación- están usando ahora una política de dosis de refuerzos con las cada vez más obsoletas pero lucrativas vacunas, a la vez que usan como chivo expiatorio sistemático a las personas no vacunadas. En vez de centrar la protección en los más vulnerables y dejar seguir con su vida normal y la inmunidad natural a los sanos, política que ya se ha aplicado con éxito en numerosos Estados (Suecia, Florida, Texas, Holanda, Bielorusia, Dinamarca, Sudáfrica, Singapur, Thailandia, etc. )

De Bielorrusia a Suecia: los países menos restrictivos con el coronavirus
Cinco países que conviven abiertamente con el coronavirus

Covid – Breve Historia de una histeria

¿Qué conclusiones podemos sacar de esta serie de acontecimientos? 

He aquí algunas:

  • La «industria de la salud» es en gran medida un sindicato dirigido por burócratas de salud del gobierno, las farmacéuticas, personajes como Bill Gates y la OMS (Fuertemente financiada por la Fundación Gates).
  • Los principales medios de comunicación y las principales plataformas de medios sociales como Google, Facebook y Twitter censuran sistemáticamente la libertad de expresión e impiden el intercambio libre de ideas.  De hecho, su objetivo es lo contrario: un control orwelliano del pensamiento de la población y la eliminación de todas las voces disidentes.
  • En general, los gobiernos del mundo son corruptos, se mueven a golpes de histerismo haciendo lo que sea por mantenerse en el poder. Hace tiempo que dejaron de tomar decisiones basadas en los principios, en el bien común, en políticas que evalúen “el mal menor” y, en definitiva, hace mucho tiempo que dejaron de ser auténticos hombres de Estado.
  • Por último, vamos camino de la extinción permanente de nuestras libertades: Declarar una emergencia, atemorizar a la población, controlar el relato, silenciar toda disidencia y revocar indefinidamente las libertades de los ciudadanos, todo ello mientras se acapara y consolida el poder político. 

Próximamente, para seguir destrozando nuestra libertad y nuestra economía: La «emergencia» climática.

FiN

(FiN) Covid – Breve Historia de una histeria

Operación tinta de calamar de la secta covid

Random Post ➤