El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Cómo renunció España a la autosuficiencia energética

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
28/03/2022
Tiempo de lectura 2 minutos.
Cómo renunció España a la autosuficiencia energética

Así renunció España a la «autosuficiencia energética»: Trabas burocráticas, reticencias políticas, ideologías verdes, y boicots ecologistas han imposibilitado la explotación de la riqueza en materias primas de España y ahora somos dependientes en alto grado del exterior. (Cómo renunció España a la autosuficiencia energética) 

Los efectos de carestía energética que venían produciéndose desde el último trimestre del 2021; y la invasión de Ucrania han hecho que algunos países europeos se estén pensando en paliar de alguna manera su alta dependencia energética. 

No ha sido el caso de España ni lo será: desde el Ejecutivo siguen obstinados en la «la transición energética verde» como falso remedio para las carencias del país; y han descartado otras soluciones que otros países si contemplan, como recurrir a la nuclear (proyectando más plantas o alargando la vida de los reactores), recurrir a la regasificación de gas natural licuado, o explorar la obtención de nuevos yacimientos fósiles.

Cómo renunció España a la autosuficiencia energética

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Hace casi un año, con la La Ley de Cambio Climático y Transición Energética, España cerró la puerta a la explotación de sus propias materias primas. Con la misma se prohibió la «exploración, permisos de investigación y concesiones de explotación de hidrocarburos en todo el territorio nacional», incluyendo el mar territorial, por lo que se incluyeron los yacimientos de las aguas territoriales Canarias, que se paralizaron hace unos años debido a las protestas ecologistas.

La norma, además de prohibir la búsqueda y explotación de gas y petróleo, prohibía expresamente la fracturación hidráulica (frácking):

La vicepresidenta Teresa Ribera, además de impulsar esta ley tan lesiva para los intereses españoles; en su rechazo a la energía nuclear también ha suspendido proyectos como el almacén nuclear de Villar de Cañás. En la ley se prohíbe además que España localice o explote minerales radiactivos; renunciando a la extracción del uranio en la península y que podría utilizarse para las centrales nucleares que continúan abiertas.

A todo esto se suman los obstáculos para los proyectos que han intentado extraer minerales considerados críticos;para la industria, como tierras raras; que se han visto paralizados por trabas políticas o protestas ecologistas pese a que paradójicamente son fundamentales para la «transición verde».

El Colegio Oficial de Geólogos ha denunciado que España «no ha sabido aprovechar el potencial energético;de sus materias primas y recursos minerales autóctonos para reducir la alta dependencia del exterior». Los geólogos consideran que «es necesario investigar los recursos naturales» españoles pero sus sucesivas solicitudes, propuestas y planes han caído en saco roto. El año pasado, reclamaron sin lograrlo que no se prohibiera el frácking. Que es «un proceso industrial maduro, absolutamente viable, tanto técnica como económica y medioambientalmente, siempre que se respeten los principios de cautela y acción preventiva».

Cómo renunció España a la autosuficiencia energética

¿A qué está renunciando España?


En 2013, la Asociación Española de Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos (ACIEP) el país habría renunciado por ley a estos recursos:

  • Hidrocarburos convencionales (con Canarias, Golfo de Vizcaya y Golfo de Valencia). Gas natural: 410 BCM (cada BCM equivale a mil millones de metros cúbicos) y Petróleo: 1944 millones de barriles.
  • Hidrocarburos no convencionales, es decir fracturación hidráulica o frácking (La cuenca Vasco-Cantábrica, el Macizo Cantábrico y la Cuenca Surpirenaica). Gas natural: 2.026 BCM, equivalentes a las necesidades de gas del país durante 69 años, según un artículo del geólogo Juan García Portero; y Petróleo: 100 millones de barriles.
  • El uranio que alimenta las centrales nucleares que procede en un 30% de Rusia; España ya no podrá extraer por ley yacimientos como el de Retortillo, en Salamanca.
  • Los minerales «críticos» sin los que volveríamos a 1960 y que España se resiste a explotar. Las tierras raras de Castilla La Mancha, el litio de Extremadura o el cobre, coltán y wolframio en Galicia, proyectos todos ellos de momento parados. 

Respecto a las quejas ecologistas, que «las zonas mineras se pueden explotar con absoluto respeto al medio ambiente y garantías de seguridad» y que tras la explotación la zona se restaura para «recuperar su estado original».

(FiN) Cómo renunció España a la autosuficiencia energética

FiN

Demostración sencilla de que no hay emergencia climática

Random Post ➤