El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
03/10/2022
Tiempo de lectura 5 minutos.

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

La guerra de los corredores económicos ha entrado en un territorio incandescente e inexplorado: el terrorismo en los oleoductos. Una operación militar sofisticada, que requirió una planificación exhaustiva, posiblemente involucrando a varios actores, hizo estallar cuatro secciones separadas de los gasoductos Nord Stream (NS) y Nord Stream 2 (NS2) la pasada semana en las aguas poco profundas del estrecho danés, en el Báltico. Mar, cerca de la isla de Bornholm. (Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?)

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

El sabotaje

Sismólogos suecos estimaron que la potencia de las explosiones pudo haber alcanzado el equivalente de hasta 700 kg de TNT. Tanto NS como NS2, cerca de las fuertes corrientes alrededor de Borholm, se encuentran en el fondo del mar a una profundidad de 60 metros.

Las tuberías están construidas con hormigón reforzado con acero, capaz de resistir el impacto de las anclas de los portaaviones, y son básicamente indestructibles sin cargas explosivas graves. La operación, que causó dos fugas cerca de Suecia y dos cerca de Dinamarca, tendría que haberse llevado a cabo con drones submarinos modificados.

Todo crimen implica motivo. El gobierno ruso quería, al menos hasta el sabotaje, vender petróleo y gas natural a la UE. La idea de que la inteligencia rusa destruiría los oleoductos de Gazprom es más que ridícula. Todo lo que tenían que hacer era cerrar las válvulas. NS2 ni siquiera estaba operativo, basado en una decisión política de Berlín. El flujo de gas en NS se vio obstaculizado por las sanciones occidentales. Además, tal acto implicaría que Moscú pierda una influencia estratégica clave sobre la UE.

Fuentes diplomáticas confirman que Berlín y Moscú estaban involucrados en una  negociación secreta  para resolver los problemas de NS y NS2. Así que tenían que ser detenidos, sin restricciones. Geopolíticamente, la entidad que tuvo el motivo para detener un acuerdo tiene anatema una posible alianza en el horizonte entre Alemania, Rusia y China.

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

=> More Evidence Points to US-NATO Sabotage of Nordstream

¿Una hipótesis sólida sobre quién fue?

La posibilidad de una investigación “imparcial” de un acto de sabotaje tan monumental, coordinado nada menos que por la OTAN, es insignificante. Seguramente se encontrarán fragmentos de los explosivos/drones submarinos utilizados para la operación, pero es posible que se alteren las pruebas. Los dedos atlantistas ya están echando la culpa a Rusia. Eso nos deja con hipótesis de trabajo plausibles.

Esta hipótesis es eminentemente sólida y parece estar basada en información de fuentes de inteligencia rusas. Por supuesto, Moscú ya tiene una idea bastante buena de lo que sucedió (los satélites y el monitoreo electrónico funcionan las 24 horas del día, los 7 días de la semana), pero no lo harán público.

La hipótesis se centra en la Armada y las Fuerzas Especiales de Polonia como perpetradores físicos (bastante plausible; el informe ofrece muy buenos detalles internos), la planificación y el apoyo técnico estadounidenses (muy plausible) y la ayuda de los militares daneses y suecos (inevitable, considerando que se produjo muy cerca de sus aguas territoriales, aunque haya tenido lugar en aguas internacionales).

La hipótesis encaja perfectamente con una conversación con una importante fuente de inteligencia alemana, quien le dijo a  The Cradle  que el Bundesnachrichtendienst (BND o inteligencia alemana) estaba  «furioso»  porque  «no estaban al tanto». Por supuesto que no. Si la hipótesis es correcta, esta fue una operación manifiestamente anti-alemana, con el potencial de convertirse en metástasis en una guerra dentro de la OTAN.

El muy citado Artículo 5 de la OTAN – ‘un ataque contra uno de nosotros es un ataque contra todos nosotros’ – obviamente no dice nada sobre un ataque de la OTAN contra la OTAN. Después de las perforaciones en los oleoductos, la OTAN emitió un dócil comunicado “creyendo” que lo sucedido fue un sabotaje y “responderá” a cualquier ataque deliberado a su infraestructura crítica. NS y NS2, por cierto,  no forman  parte de la infraestructura de la OTAN.

Toda la operación tuvo que ser aprobada por los estadounidenses y desplegada bajo su marca comercial Divide and Rule. “Estadounidenses” en este caso significa los Neo-conservadores y Neo-liberales  (austracistas) manejando la maquinaria del gobierno en Washington, por detrás del senil lector de teleprompters.

Esta es una declaración de guerra contra Alemania y contra las empresas y los ciudadanos de la UE, no contra la kafkiana maquinaria eurócrata de Bruselas. No se equivoquen: la OTAN dirige Bruselas,  no  la jefa de la Comisión Europea (CE) y la rusófoba rabiosa Ursula von der Leyen, que es solo una humilde sirvienta del capitalismo financiero.

No es de extrañar que los alemanes estén absolutamente callados; nadie del gobierno alemán, hasta ahora, ha dicho nada sustancial.

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

El corredor polaco y el Baltic Pipe

El tuit del exministro de Defensa polaco y actual eurodiputado Radek Sirkorski es altamente significativo: “Gracias, Estados Unidos”. Pero, ¿por qué la insignificante Polonia estaría a la vanguardia? Hay una rusofobia atávica, una serie de razones políticas internas muy complicadas, pero sobre todo, un plan concertado para atacar a Alemania basado en el resentimiento reprimido, incluidas nuevas demandas de reparaciones de la Segunda Guerra Mundial.

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

Los polacos, además, están aterrorizados de que con la movilización parcial de Rusia y la nueva fase de la Operación Militar Especial (SMO), que pronto se transformará en una Operación Antiterrorista (CTO), el campo de batalla ucraniano se moverá hacia el oeste. La luz eléctrica y la calefacción de Ucrania seguramente serán destruidas. Millones de nuevos refugiados en el oeste de Ucrania intentarán cruzar a Polonia.

Al mismo tiempo, hay una sensación de “victoria” representada por la apertura parcial del Baltic Pipe en el noroeste de Polonia, casi simultáneamente con el sabotaje.

Baltic Pipe transportará gas de Noruega a Polonia a través de Dinamarca. La capacidad máxima es de solo 10 mil millones de metros cúbicos, lo que resulta ser  diez  veces menor que el volumen suministrado por NS y NS2. Por lo tanto, Baltic Pipe puede ser suficiente para Polonia, pero no tiene ningún valor para otros clientes de la UE.

Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

¿A quién beneficia?: A USA

Mientras tanto, la niebla de la guerra se vuelve más espesa por minutos. Ya se ha documentado que helicópteros estadounidenses sobrevolaron los nodos de sabotaje unos días antes; que un barco de «investigación» del Reino Unido estaba merodeando en aguas danesas desde mediados de septiembre; que la OTAN tuiteó sobre las pruebas de “nuevos sistemas no tripulados en el mar” el mismo día del sabotaje. Sin mencionar que  Der Spiegel  publicó un informe sorprendente titulado “La CIA advirtió al gobierno alemán contra los ataques a los oleoductos del Mar Báltico”, posiblemente una jugada inteligente para asegurar la posterior negación plausible: Yo no he sido, ya te avisé antes.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia fue afilado como una navaja: “El incidente tuvo lugar en un área controlada por la inteligencia estadounidense”. La Casa Blanca se vio obligada a “aclarar” que el presidente Joe Biden -en un video de febrero que se ha vuelto viral- no prometió destruir NS2; prometió “no permitir” que funcionara. El Departamento de Estado de EE. UU. declaró que la idea de que EE. UU. estaba involucrado es “absurda”. Recordemos, sin embargo, este tuit de Biden en febrero 2022:

Correspondía al portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ofrecer una buena dosis de realidad: el daño a los oleoductos planteó un “gran problema” para Rusia, esencialmente perdiendo sus rutas de suministro de gas a Europa. Ambas líneas NS2 se habían llenado de gas y, lo que es más importante, estaban preparadas para enviarlo a Europa; esto significa que Peskov estaba admitiendo crípticamente que las negociaciones con Alemania estaban en curso.

Peskov agregó: “este gas es muy caro y ahora todo se está disparando”. Hizo hincapié nuevamente en que ni Rusia ni Europa tenían nada que ganar con el sabotaje, especialmente Alemania. Este viernes habrá una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el sabotaje, convocada por Rusia.

Sólo USA gana con esto: Se está forrando mandando barcos metaneros (GNL: Gas Natural Licuado) a Europa y está debilitando progresivamente la economía de la UE con la anuencia suicida de Bruselas.

(FiN) Atentados gasoductos Nord Stream: ¿Polonia ayudada por USA?

FiN

Ucrania: El suicidio de Europa 

Random Post ➤