El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Zelensky el payaso temerario

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
22/03/2022
Tiempo de lectura 3 minutos.

Zelensky el payaso temerario

En su «Reunión con el Congreso [Ucraniano] Zelensky pide más armas y una zona de exclusión aérea”,  así reza  un titular reciente del  New York Times del pasado 5 de marzo. (Zelensky el payaso temerario) 

No se requiere de una gran agudeza estratégica para percatarse de;que establecer una zona de exclusión aérea sobre Ucrania, cuyo espacio aéreo ahora está controlado;por los rusos, conduciría de seguro a un choque directo entre la OTAN y Rusia. Zelensky lo que está pidiendo es que USA y la OTAN, entren en una guerra con Rusia.

Lo que Zelensky está haciendo, en realidad, es poner la mecha para una Tercera Guerra Mundial por salvar sus muebles. Guerra que podría derivar rápidamente en una devastadora confrontación nuclear entre Rusia y Occidente. 

Zelensky está solicitando que nos suicidemos con él en Ucrania. Sería una inmensa insensatez por nuestra parte aceptar su ridícula a la vez que peligrosa solicitud. Ucrania es un país relativamente pobre y profundamente corrupto en el que ningún país debería tener ningún interés vital por su seguridad nacional.

No es nada sorprendente la imprudencia autodestructiva y la falta de juicio de que se gasta Zelensky; ha demostrado ambas cosas en abundancia desde que llegó al cargo, y ahora su pueblo está pagando un precio terrible por su grave incompetencia.

Zelensky el payaso temerario

Engreído y tonto, Zelensky pasó de las peticiones diplomáticas de Putin; e incluso comenzó a hablar con su estúpida bocaza de que Ucrania obtendría finalmente sus propias armas nucleares. 

Cegado por su propia arrogancia, el cómico Zelensky malinterpretó por completo a Putin. La ingenuidad del showman Zelensky es tal que no se creyó que Putin invadiría su país;a pesar de que los ejércitos rusos estaban concentrándose en las fronteras de su país; y fue informado por servicios de inteligencia occidentales de que una incursión bélica era inminente. En lugar de entender y afrontar  responsablemente la gravedad de la situación, el excomediante confiada y alocadamente hizo caso omiso de esas advertencias.

Cuando finalmente ocurrió la invasión, apareció como muy sorprendido y conmocionado. Su comportamiento posterior expuso aún más su falta de juicio;y su puerilidad cuando en los días posteriores se quejó amargamente de que Biden y la OTAN no venían en su ayuda. El patán inexperto y crédulo que es debía creer que si su país fuera atacado,;las potencias occidentales enviarían con rapidez sus ejércitos para defenderle de los rusos, a pesar de que tal tipo de apoyo militar no se contemplaba explícitamente en el Memorándum de Budapest.

Como resultado de su miserable torpeza, el país del showman Zelensky ahora está siendo destruido. Decenas de miles de sus conciudadanos han perdido la vida y millones han huido de sus hogares a tierra ajena. Es condición del necio que habiendo destruido su propia casa quiera que los demás – el mundo entero- pongan en riesgo la suya propia, abocándoles a una guerra mundial desastrosa para todos.

Zelensky el payaso temerario

Esta temeridad concuerda con el carácter que gastó en sus acciones pretéritas. En cierto modo, su posición ahora es bastante comprensible.  Zelensky ahora está tratando a la desesperada de salvar su propio pellejo y tapar sus errores con los escombros y las nubes de polvo de un conflicto a mucha mayor escala. Aunque Zelinsky ha demostrado ser un completo inepto como líder político, no hay que negarle que sigue siendo un excelente actor. Un comediante y animador que sabe muy buen cómo manipular a su audiencia.

Un showman consumado que, después de la invasión de Rusia, se embarcó en una ofensiva mediática mundial mediante la aplicación Zoom en la que ha estado tocando ingeniosamente las fibras sensibles de los políticos y los ciudadanos occidentales tan dados al buenísmo y a las emociones. Tan conmovedoras son sus interpretaciones que incluso los traductores oficiales que le traducen en directo se consumen en sus lágrimas. Sus presentaciones las suele acompar de videos emocionalmente conmovedores y bien producidos – todo hay que decirlo-  que muestran el sufrimiento y el horror que vive su pueblo. Es verdad que el sufrimiento es realmente grande, pero ha sido la propia incompetencia del payaso Zelensky lo que les ha llevado a esta terrible situación.

En una de las campañas de relaciones públicas más brillantes de la historia reciente, el desventurado artífice de esta tragedia ha logrado reconfigurarse como un héroe mundial, una especie de superhéroe ucraniano con capa y todo. En lugar de enfrentarse a su propia ineptitud, Zelensky ahora quiere desencadenar una conflagración mundial.

Si escuchamos a este hombre descuidado y peligroso y nos dejamos arrastrar a un tiroteo con Rusia, fácilmente podemos encontrarnos pagando el mismo precio, o peor, que el que está pagando su propia gente. Teniendo en cuenta lo tensa que ya está la situación, la perspectiva de que nuestras ciudades se conviertan en una absoluta devastación bajo nubes en forma de hongo ya no parece una posibilidad lejana.

Zelinsky está haciendo todo lo posible para empujarnos hacia este aterrador escenario. No debemos morder su anzuelo insidioso y ponzoñoso. 

Basta que ya Zelensky haya arruinado y ensangrentado su propio país, no debemos permitir que arruine también el resto del planeta.

Zelensky el payaso temerario

FiN

Mis notas sobre la otra historia del conflicto ucraniano

Random Post ➤