El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Salvar vidas o salvar la economía

Escritor Español Petrusvil

20/09/2021
Tiempo de lectura 6 minutos.

Escrito el 18 de mayo de 2020. Pero no conviene olvidar estas cosas y, además, es rabiosamente actual puesto que estamos viviendo las consecuencias. (Salvar vidas o salvar la economía)

Una disyuntiva esta, la contenida en el título, que jamás entró en la sesera del homínido sanchezthalensis, algo a lo que jamás dedicó una neurona. Ya dije que el socialista, en general, es cortoplacense, chapucerón. Gobierna por el simplón principio de la acción y reacción. No hay ápice de planificación a medio plazo (el largo no existe para los políticos pues su intención está sujeta a 4 años de legislatura; y el hombre de Estado es especie extinta desde el siglo pasado).

Aquí les dejo, antes de seguir, un desolador gráfico con dos variables: Salvar vidas vs Salvar la economía; para que vean que el gobierno de Sánchez ni salvó la economía ni salvó vidas. Sólo se salvó a sí mismo.

Salvar vidas o salvar la economía
Estudio realizado en Julio de 2020

(Nota: Extraído de los análisis de Luis Huete y profesor de la IESE Business School)
La fuente en relación al número de muertes por millón de habitantes provienen del European Centre for Disease Prevention and Control (agencia oficial de la UE). Para más información: https://www.ecdc.europa.eu/en
Las fuente respecto a la previsión del PIB de los países de la zona euro ha sido extraído del último report del Fondo Monetario Internacional. Para más información: https://www.imf.org/en/Data

Salvar vidas o salvar la economía

La planificación zúrdida está constreñida a la implantación de su ideología; al acrecentamiento de la imagen pública de su líder y a la exaltación de la imagen corporativa o del partido. Para ello el control de los medios es vital y para eso habían encontrado esa perla salvaje de Redondo. El control de los medios y la educación son los únicos «vicios» estratégicos que se les conocen. Estas “virtudes” están fuertemente hipertrofiadas en su codificación genética producto de mutaciones ocurridas a partir de su ADN marxista originario.

En Sánchez concurren todas en grado sumo, este espécimen es la creación sublime que incardina todos sus vicios y virtudes en modo exacerbado y crónico. Estaba el lindo gatito construyendo su poltrona de poder junto con su colega,;otro gato encoletado y contrachepado de la misma camada cuando advino la tragedia anunciada.

Su ceguera ideológica, su cuajo inoperante y su desidia gubernativa no les permitió ver la decisión política que se les había presentado de un modo imprevisto; inopinado para aquél que estaba entusiasmado en sus juegos de política ochoemera circense, pero que estaba anunciándose al mundo desde finales del año precedente.

Tanto los epidemiólogos como los informes que obraban en su poder,;que eran motivo de conocimiento a voces, habían sido groseramente apartados como molestos avispones de su que hacer soñado. Como fueron desdeñados los melifluos avisos de la OMS; o aquellos más conminativos de la UE en los días previos a la explosión epidémica anunciada a voces.

Salvar vidas o salvar la economía
Hay otros estudios como este de mayo de 2020 con resultados similares

Cuando la cadavérica amenaza del coronavirus tomó forma ya no había tiempo para la previsión ni para tomar las únicas decisiones;para las que son requeridos los políticos, las difíciles, las duras, las que tienen que dilucidar cual es el mal menor. Salvar vidas ahora para que fenezcan después de hambre o salvar las vidas que se puedan ahora para salvar muchas más después. Esa disyuntiva no llegó ha estar en su punto de mira porque a lo que la algarabía ideológica y la pasividad había conducido al vacuno presidente; es a una salida única, a una senda vallada inevitable, salvar al sistema sanitario de su colapso. Ni siquiera pasó por la cabeza cornamentada del bóvido la alternativa de confinar solo a los más expuestos y dejar en actividad a los demás.

Salvar vidas o salvar la economía

El cordero asustado sólo veía al lobo y no veía a la manada que se movía sigilosa detrás del señuelo cánido: La crisis económica, la desaparición del pasto vital, el necesario alimento de los corderos. No anticipó su asustada testud algo que era tan necesario como la salud, el sostenimiento de la vitalidad productiva del país.

El cuerpo económico se sustenta en la actividad, en el flujo libre de bienes, de TODOS los bienes no solo los que llamó eufemísticamente «actividades esenciales»,;una definición muy comunística. El cuerpo económico se sustenta sobre el capital, los equipos productivos, los recursos humanos, etc. Y, fundamentalmente, sobre el flujo de bienes y servicios, y la disponibilidad de dinero (la liquidez); como el cuerpo humano se sostiene por su esqueleto soporte, sus músculos, sus órganos vitales, su actividad que no cesa y su flujo sanguíneo.

Confinar el cuerpo, recostarlo, impedir el ejercicio, la movilidad, atar sus manos y sus pies entorpeciendo el tan necesario flujo de sangre; y fluidos vitales es parar en seco el metabolismo – el anabólico y el catabólico- es una condena a muerte, la apostosis celular. Del mismo modo, si algo es vital en el «corpus economicus» es la actividad.

En análisis financiero de la empresa lo primero que se aprende amén del activo fijo, el circulante, el capital y el pasivo circulante,; es el fondo de maniobra y la liquidez. El fondo de maniobra requiere que la empresa esté en actividad, y necesita financiación. Pero lo importante es que requiere de liquidez y de una buena rotación de los activos; y los activos no rotan si están parados.

El confinamiento ha supuesto cortar esa liquidez a las empresas y a los autónomos y, en definitiva, a las familias. La solución “médico-económica” de Sánchez no se ha limitado a hacer sangrías al enfermo, como un vulgar matasanos de antaño,;ha sido como cortar las venas del enfermo y dejarle desangrar durante un largo periodo; lo que ha provocado una debilidad anóxica de líquidez en el país.

Salvar vidas o salvar la economía

El confinamiento económico ha ocasionado que los activos hayan permanecido impolutos pero la fuerza laboral y la liquidez empresarial;y de las familias han sido drenadas del cuerpo económico en tal cuantía que España está abocada a padecer;la crisis económica más catastrófica de las economías desarrolladas del «mundo mundial».

La imprevisión sanchera ha llegado más allá, al no disponer de liquidez el propio Estado, ni para pagar los ERTE´s que tan alegremente promovió para colarnos el confinamiento con promesas incumplibles. Asustado de lo que se le venía encima pidió a Bruselas, por su cara bonita, la ansiada deuda perpetua podemita, naturalmente denegada. Y, en su soberbia, ha rechazado la ayuda europea de 25.000 millones para apuntalar los gastos sanitarios y la cobertura sanitaria misma. No acabo de entender tamaño acto de desprecio cuando las arcas del Estado comienzan a estar vacías porque la recaudación ha bajado a mínimos históricos.

La línea de crédito para las empresas es un bluff como tantos otros puesto que la banca, aun con el aval de Estado,; nunca juega a perder y solo llegan “hilillos” de liquidez al mundo empresarial. Ya lo ha dicho Lacalle con asustante precisión, disculpa Javier si me falla la memoria. Caída del PIB un 15% este año, aumento del déficit hasta el 9% y de la deuda pública hasta el 120% del PIB;– en realidad mayor porque se calcula sobre un PIB capidisminuido por la crisis-. Y el paro va a situarse en el 20% a falta de contar los ERTE´s que no computan por ahora; pero que irán a engrosar la cifra cuando se les acabe el plazo a las empresas.

Este es el desolador panorama que nos ha dejado la abulia sanchífera. El drama está servido, hecatombe económica, paro, miseria y hambre. Y la intervención de Bruselas se está haciendo esperar mucho pero llegará.

Salvar vidas o salvar la economía

Y ahora, con el miedo metido en el cuerpo por lo que se les viene encima con la gente deseando la fase 1 para salir masivamente a la calle a pedir cuentas, dimisiones y cárcel. A Sánchez e Iglesias se les ve acojonados. Sánchez ha cambiado su ridículo discurso churchilliano por el de la humildad reconociendo que se podían haber hecho mejor las cosas. Iglesias, ayer (17 de mayo de 2020) , ha reconocido lo mismo. Estos dos egos supinos no son de los que reconocen errores salvo que le vaya la vida política en ello y vaya si les va.

Entre el presifraude que se ha acomodado en nuestras casas todos los fines de semana y el vicechepas que ha tenido su ansiado aló en el día de ayer nos espera un Estado de Miasmas televisivas sine die para intentar de todas las maneras posibles calmar los ánimos. Lo único novedoso es que salen reconociendo sus errores, eso indica que lo asustados que están, no les pega la humildad.

No se sorprendan de que el hasta ahora tieso e insensible presidente, haga como que se ablanda y monte un funeral a las víctimas en un espectáculo mediáticoad hoc para ensalzar su figura presidencial, que es que no tuvo más remedio que ser duro para salvarnos pero que ahora nos muestra su lado más humano. (Todavía no se había mentado un posible funeral. Sánchez lo notificó el 30 de junio de 2020 para celebarlo en julio. ¡Acerté el vaticinio!

Tampoco se sorprendan de que los mass media acólitos inicien una campaña para endulzar la cara de estos dos trepas sin escrúpulos del mismo modo que hicieron – con el Simón queriendo ponerle cara de Templar al asunto – un desastre que se les volvió en contra por cierto-.

PD 1 Pues eso, lo dicho, ayer mismo El Banco de España alerta de una recesión más profunda y exige ya al Gobierno un plan de ajuste fiscal (17 de mayo de 2020) El gobernador del Banco de España, alerta de que la crisis económica derivada de la pandemia «va a ser más larga de lo inicialmente previsto»

PD 2  El 30 de junio, Sánchez anunció un homenaje a las víctimas del virus con el Rey el 15 de julio y que el 19 de julio habría 25 millones de personas vacunadas. Acerté en lo del funeral pero Sánchez mintió otra vez con lo de 25 millones de vacunados pues tardó mucho más de un año en llegar a esa cifra.

FiN

 (Source )

Salvar vidas o salvar la economía

Covid: La verdad sólo la verdad y nada más que la verdad

Random Post ➤body