Nueve días de febrero

Petrusvil, escritor español.

28 de febrero de 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos
Nueve días de febrero
Barcelona, 27 de febrero de 2020

Las calles de España llevan nueve días de febrero tomadas al asalto por vándalos de ultraizquierda. Sometidas a los ataques de una guerrilla urbana muy bien entrenada y mejor dirigida. Una especie de «podemorroka» de asaltantes callejeros acosa a la policía – mientras esta se deja acosar- con palos, piedras, botellas y mobiliario urbano arrancado a la vez que queman contenedores y vehículos poniendo en peligro a las personas, sus viviendas y destrozando los locales comerciales

Han convertido a la, venida a menos, Barcelona colauita en una salvaje selva para homínidos incivilizados.

.

.

Nueve días de febrero

En los primeros días los medios supersubvencionados y sometidos con gusto por ello a la rocosa línea editorial ivanera nos vendieron que eran grupos de ideología no definida, hasta ahí llega su descaro. Algunos con una caradura propia del bienpagao incluso llegaron a hablar de infiltrados de ultraderecha. Cosa tan risible como imposible de creer no duró ni dos días en el candelero mediático ,mezclado y agitado, por estas queridas mantenidas.

No se sorprendan, esta situación lleva gestándose años. La guerrilla urbana siempre funciona igual, tiene sus pasos y lleva tiempo recorrerlos: Ideologización de jóvenes, comprarlos mediante sustento económico; complacer sus vicios; prometerles una vida de lujo; dejarles practicar en las calles y, por último, instruirles como terroristas callejeros. Una vez preparados solo necesitan una excusa para prender la chispa y con mandos preparados para coordinarles y dirigirles.

Esta rediviva kale borroka no podía tener otro instigador que aquel que alaba a ETA y a la izquierda abertzale tanto, tanto que hasta usa sus propios métodos. No les quepa ninguna duda de quién es el que ha preparado metódicamente esta insurrección callejera que anda ya por el noveno día. Por supuesto que hizo varios test de prueba para asegurarse, otra cosa no eran sus alertas antifascistas para verificar que todo estaba a punto.

El lenilita y sus confluencias llevan años recibiendo financiación exterior de Venezuela e Irán y, ultimamente, también autofinanciándose con los presupuestos públicos toda vez que están instalados en las instituciones. Carmena, mientras estuvo, Kichi, la Colau, etc. El dinero lo tienen, poder público e institucional, también; y tiempo de sobras han tenido pues llevan un septenio organizándolo. Pero resulta, que el tiempo se les acaba porque los previsibles resultados electorales futuros vaticinan una debacle clamorosa. Por lo que había que mover con prisa el asunto bélico-callejero ya que dentro de tres años serán la nada política.

La alcaldesa de Barcelona lleva casi seis años cuidando a cuerpo de rey a sus futuros mandriles guerrilleros: Okupas, Anti-sistemas, Maras, Latin Kings, Manteros, bandas de marroquíes, menas y traficantes de drogas. La ciudad condal rebosa de delincuentes que no dudan en apuntarse a la sisa aprovechando el jaleo. La sebosa ha convertido la otrora hermosa urbe mediterránea en un hervidero de maleantes e indeseables deseosos de acudir a la berrea del cheparrupto.

El lenilita ya lo tenía todo dispuesto y sólo necesitaba una excusa. La encontró en el sainete paródico del «mártir de la libertad de expresión», la ridícula puesta en escena de Hasel y en su encarcelación. Y, aunque la excusa no sostiene ni justifica el virulento exceso callejero -quede claro que nunca está justificado-, le ha valido como pudiera haberle valido cualquier otra. Da igual que Hasel sea un delincuente condenado ya por dos delitos y otro pendiente que le queda. Necesitaban un mártir aunque fuera un martirio de cartón piedra.

Nueve días de febrero

La Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado saben perfectamente quienes son y tienen los medios para hacerles frente pero siguen ordenes de los gobiernos central y autonómico. Se les ha ordenado contener pero no repeler. No se engañen, el mando sobre las FFCCSSEE en el ámbito nacional es exclusivamente del «Minestrone sarasalero» también fervoroso concomitante de los presos etarras: «Llévame a casa, Marlasca». Es él, el que está maniatando a la policía no dejándola usar todos los medios antidisturbios eficientes y resolutivos que tienen a su alcance.

Los políticos nacionalistas catalanes y la Generalidad se limitan a mirar y a seguir el juego porque piensan que van a sacar tajada de todo esto. Al fin y al cabo su oficio siempre ha sido ese, el lloriqueo plañidero para sacar tajada y esta tiene pinta de ser gorda.

Ya les he dicho quién está detrás de todo este montaje de guerrilla urbana y ahora voy a contestar a la pregunta del tuit: ¿Cuál es la intencionalidad política que esconden estos actos?

,

Estamos en el comienzo de un autogolpe gestado por el régimen que lleva más de 40 años sustituyendo al régimen anterior; y la democracia aun no la hemos visto y menos que la veremos. La inestabilidad irá in crescendo, el coronavirus y la crisis económica exacerbarán aun más los ánimos. Cada vez habrá más revueltas de diseño kale podemerroka en las calles, más inseguridad física y jurídica. El camino todavía es largo pero el destino final es una nueva «República de Repúblicas».

Y aunque quien mueve la guerrilla urbana es el lenilita hay muchos partidos involucrados por acción u omisión. La izquierda persiguiendo el poder absoluto – lo suyo de siempre- y los nacionalistas por sacar tajada del reparto. El PSOE sería el mayor beneficiario de este cambio de régimen anunciado. A estos siempre les ha convenido que haya tensión y el chepas se la está suministrando envuelta para regalo.

Piensan que a la tercera irá la vencida. No les dejemos hacerlo.

FiN

Escritor español Petrusvil: Japalpilpa

No tengo luces sin sombra
ni sigo renglones derechos
pero mi pulso no zozobra
en los márgenes estrechos
No vacilo en la prosa
No dudo en mis versos.

© Pedro Antonio Villegas Santos (@vilpetrus)
Escritor Español Petrusvil
Japalpilpa | Poeta y Escritor

.

.

Nueve días de febrero

Nueve días de febrero

Follow me

Japalpilpa / Petrusvil

Escritor español Petrusvil: Japalpilpa

Autor: Pedro Antonio Villegas Santos

Suscribirse

Entradas recientes

Tuits de Petrusvil

error: Content is protected !!

¿Desea suscribirse?

Recibirá un correo para confirmación.