El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
01/01/2023
Tiempo de lectura 4 minutos.
Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas

Tabla de contenidos

 La masonería ha llevado a cabo una ingente obra de ingeniería social desde el siglo XVIII, han ido a por la educación religiosa y la familia tradicional, a instaurar el laicismo, a erradicar las raices cristianas de Occidente, y a crear un hombre nuevo al que le traiga al pairo la verdad revelada y que no acepte los dogmas de la Iglesia. (Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas)

Suelen presentarse como víctimas y procuran pasar desapercibidos. En España la masonería se presenta como víctima del franquismo, y se reivindica como defensora de las libertades, padres de la democracia… Procuran no mostrarse en público en contra de la Iglesia a pesar de que les molestan las condenas, estas si públicas, de los Papas.

Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas

El masón está en pecado grave y no puede comulgar‘.

La Iglesia condenó la masonería desde que nació hace más de 300 años. Clemente XII dijo que eran peligrosos ‘para la seguridad del Estado y la salvación de las almas’. Benedicto XIV en 1751, vuelve a condenarla por idénticos motivos… La encíclica más importante al respecto que es Humanum Genus, de León XIII, donde se habla de la ingeniería social que quiere poner en práctica la masonería como sistema de cambio social y de cuánto les importa la educación» pues para sortear al catolicismo el hombre debe ser reeducado en el laicismo.

En la década de los setenta, la gran logia de Alemania mantuvo contacto con obispos alemanes, para ver si había habido algún cambio respecto de la masonería. El informe de los obispos demoledor ya que los denunció como ‘una contra iglesia’, una falsa iglesia, dicen que ‘ritos y palabras imprimen carácter en el masón’, casi como cuasi sacramentos».

La última condena de la Santa Sede fue en 1983 por el entonces prefecto de la Doctrina de la Fe, el cardenal Ratzinger. Aquella condena, que es un simple folio, tiene una frase muy clara, para que no haya confusión: ‘El masón está en pecado grave y no puede comulgar‘. Ratzinger dejó explicitado muy a las claras el asunto. Peligrosamente, desde entonces, esa condena ha dejado de ser tajante. Incluso un cardenal – Ravasi- llegó a decir que había que abrirse a un diálogo con la masonería y que teníamos puntos en común.

Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas

Muchas de las leyes que se aprueban hoy en día en los parlamentos llevan el sello de la masonería

Esta idea de crear un hombre nuevo se pudo comprobar muy bien durante la revolución rusa. La revolución tuvo el apoyo de la gran banca judía norteamericana y del asesor del presidente Wilson, que había dicho que había que lograr una sociedad como la que soñó Marx. ¿Por qué querrían ayudar a una revolución comunista, siendo americanos y banqueros? Ellos estaban pensando en un mundo nuevo, lo que hoy se llama ‘el nuevo orden mundial’ – los precursores del WEF y el NOM-. Eso lo entiendes bien con las ‘palabras de paso’ de la masonería: ‘disuelve y coagula‘. Disolver todo lo que tenga raiz cristiana y coagular para que la sangre – alegóricamente- no oxigene la Iglesia.

Muchas de las leyes que se aprueban hoy en día en los parlamentos llevan el sello de la masonería. «Todas las leyes de ideología de género, del aborto, de la eutanasia, las leyes LGTBI han sido redactadas en logias. Han sido ‘planchadas’, llevan el asunto a la logia y allí se escribe el texto base, y luego se le ponen enmiendas para poderlo presentar con cara y ojos ante un Congreso. La ley del aborto francés se ‘planchó’ en una logia de París». 

El gran arquitecto del universo para un masón puede ser lo que tú quieras, hasta una abstracción. Hay logias que te aceptan siendo ateo. Lo que no puede ningún masón es aceptar la revelación y defender algún dogma. Podemos resumir sus creencias en un sincretismo religioso, lo que es el nuevo orden mundial, al que nos quieren llevar.

Otro de los rasgos de la masonería es querer parecer inocua. «Al famoso general Serrano, cuando le iban a ascender dentro de la masonería, le pidieron que escupiera a un crucifijo, y él se negó. La logia se reunió unos minutos para ver cómo hacían con él, Serrano era el regente de España en ese momento. Salieron y le dijeron que aquello había sido solo una trampa para probar su entereza, y que había quedado demostrada», afirma.

Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas

Masones infiltrados en la propia Iglesia

La masonería se vale de múltiples caras para confundir. Es como un árbol frondoso, tiene ramas y obediencias distintas, las logias son muy variopintas. Por ejemplo, “Derecho Humano”, que son logias mixtas, aceptan hombres y mujeres, son abiertamente luciferinas, en en las que sus dirigentes han reconocido practicar alguna vez veneración a Lucifer”.

Otro gran problema es la infiltración masónica en la propia Iglesia Católica. «Pío VI ya en el siglo XVIII habla de la infiltración de la masonería en la Iglesia. En los siglos XIX y XX hay una infiltración muy fuerte pero los Papas eran muy combativos. Recientemente, durante el pontificado de Francisco, en Francia, se descubrió que un sacerdote era masón. Su obispo le llamó a capítulo, porque la Santa Sede le dijo que interviniera. Pero, a este cura, se le dio a elegir, y eligió ser masón. Antes ni se le preguntaba, directamente se le suspendía.

La masonería ha sido la gran instigadora del relativismo. Lo que el Papa Benedicto XVI denominó y denunció ‘la dictadura del relativismo’ es una herencia masónica. Igual que te fabricas un Dios, como ‘el gran arquitecto’, que puede ser Lucifer sin ningún problema, te puedes crear también un sistema de valores consensuado con tu logia. Ese relativismo de las logias se ha permeado en toda la sociedad». El relativismo no tiene la exigencia cristiana, es dúctil y fácil de sobrellevar

La lucidez que ha tenido el Papa emérito, Benedicto (DEP) ha sido proverbial e ilustradora. En uno de sus últimos libros, Benedicto XVI hablaba de que se está instaurando una nueva dictadura. Que ‘la del relativismo’ ha servido como puente para la ‘dictadura del credo del anticristo’. Hay una serie de dogmas en los que, si no estás de acuerdo con ellos, estás fuera del marco democrático. Esta actitud es muy similar a la de los socialcomunistas modernos. Por ejemplo, en la revocación del aborto en EE.UU. la Corte Suprema, ellos dicen que les da igual, porque nosotros somos dioses.

El Nuevo Orden Mundial y la Agenda 2030

Algo definitivo en la masonería es el gnosticismo, ellos te van a transmitir un conocimiento oculto que te eleva por encima del resto, Son seres ensoberbecidos poseídos por su falaz omnisciencia en los asuntos humanos. Esa fatal arrogancia que junto a la ingeniería social les une en comandita con los socialcomunistas de hoy y nos lleva camino de un ‘nuevo orden mundial‘ instigado por el WEF y la ONU con su Agenda 2030 que son «organismos» a los que no ha elegido nadie pero que dictan la hoja de ruta transhumanista firmada por casi todos los países del orbe.

(FiN) Muchas leyes de ingeniería social se han “planchado” en logias masónicas

FiN

El fin de la libertad

Random Post ➤