El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

La UE es culpable de la crisis energética

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
22/12/2021
Tiempo de lectura 7 minutos.
La UE es culpable de la crisis energética

Tabla de contenidos

  • El precio de la energía lo fija la generación de energía más cara en cada subasta – sistema fijado por la UE de formación de precioscon lo cual al faltar reservas de gas natural y ser escasas las posibilidades de reabastecimiento – también por culpa de una mala política UE- y subir en consecuencia, y brutalmente, el precio de gas natural, al contraerse la oferta pagamos toda la energía que consumimos al precio de la energía más cara disponible en ese momento, o sea al precio del gas natural. ¡Una barbaridad!
  • ¿Quién está forrándose con esto?: La eléctricas y los inversores en empresas sostenibles y ecológicas certificadas según el modelo ESG ( European Green Deal) promovido por la UE.
  • ¿Quién lo está pagando?: El consumidor.

La UE es culpable de la crisis energética

En qué se diferencia esta «crisis energética» de la de la década de los 70

Esta crisis energética será peor que en los 70´s. El precio de la energía de todas las fuentes energéticas está detonando a nivel mundial. Y no es algo accidental, se trata de un plan maestro de la agenda verde – Agenda 2030-  que va a colapsar la economía industrial mundial que ya había sido debilitada brutalmente por casi dos años de brutales medidas de bloqueos y de confinamientos económicos desmedidos por las políticas Covid. ( La UE es culpable de la crisis energética )

Lo que estamos viendo es una explosión al alza de los precios del petróleo, del carbón y, ahora con especial virulencia, del gas natural. A diferencia de la crisis energética de los setenta es que esta vez, se está está desinvirtiendo – siguiendo el modelo de inversión verde ESG o inversión en empresas sostenibles y ecológicas- en las empresas de petróleo, el gas y el carbón que necesitaremos para ya mismo y para nuestro futuro .

Y esto, a la vez que los gobiernos de la Unión Europea se han volcado en unas energías solares y eólicas que son “deficientemente  ineficientes” y poco fiables en sostener la oferta energética. En los últimos meses, se ha duplicado el precio mundial del carbón para la generación de energía; ha subido más de un 450% el precio del gas natural;y, el petróleo, enfila ya los 90 dólares el barril, el precio más alto en los últimos siete años. Esto es una consecuencia de un plan planificado hasta el más mínimo detalle por el Foro de Davos;y la locura de la Agenda Verde de «carbono cero» recogidos en la Agenda 2030.

La UE es culpable de la crisis energética

La UE es culpable de la crisis energética

Veinte años de política nefasta para la generación de energia

De seguir así con esta dinámica de carestía energética, en los próximos meses los ciudadanos europeos;no sólo pasarán frio sino que sufrirán cortes de energía; y de la cadena de suministro por el colapso de las empresas industriales y agropecuarias intensivas en electricidad;que tendrán que cerrar preventivamente por no poder cubrir temporalmente sus costes. Si no hay un replanteamiento drástico e inmediato, la UE se encamina voluntariamente hacia un suicidio económico.

Garantizar una energía abundante, fiable, eficiente y asequible era una obviedad hace tan sólo veinte años para sostener e impulsar la economía pero,;desde entonces, la prioridad de la reducción del CO2 por la supuesta “emergencia climática” ha venido capando la disponibilidades de energía barata. Sin una energía eficiente no podemos fabricar hormigón, acero, extraer materias primas de las minas ni alimentos de las fuentes agropecuarias; ni ninguna de las cosas que sustentan nuestras economías modernas y nuestro nivel de vida.

Hace unas dos décadas, Europa inició un gran cambio hacia las eufemísticamente llamadas energías renovables o verdes, principalmente la solar y la eólica. Alemania, el motor de la industria UE, lideró la transformación con la política Energiewende de la ya ex canciller Merkel,;por la que las últimas centrales nucleares de Alemania cerrarán en 2022 y las plantas de carbón se están eliminando a la carrera. Todo el plan ha topado ahora con la cruda realidad de que la energía verde es incapaz de hacer frente a una gran;escasez de suministro, ni siquiera a las fluctuaciones ocasionales que siempre presenta por multitud de factores. La crisis era totalmente previsible pero la ceguera de los mandatarios europeos nos ha traído hasta aquí.

La UE es culpable de la crisis energética

La desastrosa gestión del gas natural por parte de la UE

Con el cierre generalizado de la economía y la fuerte reducción de los viajes en el 2020,;el consumo de gas natural de la UE se redujo drásticamente. El mayor proveedor de gas de la UE, Gazprom de Rusia, redujo debidamente sus entregas al mercado de la UE, incluso con pérdidas. Un invierno 2019-2020 inusualmente suave permitió que el almacenamiento de gas de la UE alcanzara el máximo;pero el invierno largo y severo de 2020-2021 agotó gran parte de esas reservas que la UE no se preocupó de reponer.

La UE es culpable de la crisis energética

En contra de lo que afirman los políticos de la UE, Gazprom no ha jugado a la política con la UE;para forzar la aprobación de su nuevo gasoducto NordStream 2 a Alemania – aplazada por la estricta normativa del regulador alemán-. Cuando la demanda de la UE se reanudó en el primer semestre de 2021,;Gazprom se apresuró a satisfacerla e incluso a superar los niveles récord de 2019.

Pero la UE se durmió en los laureles pues estaba, y está, firmemente comprometida con una agenda de energía verde, rechazando explícitamente;el gas natural como una opción a largo plazo, mientras que al mismo tiempo desmonta el carbón y la nuclear; así que la incompetencia de los modelos climáticos que auspiciaban una sociedad 100% libre de CO2 y eléctrica para 2050 se impuso de una forma temeraria.

Si bien los precios del gas en Europa se mantienen en niveles récord, ha habido una situación completamente diferente en los EE. UU. Con un clima cálido y la abundancia de gas que ha deprimido los precios.

La UE es culpable de la crisis energética

La crisis energética europea la está pagando el consumidor

El problema fue que para cuando la UE reaccionó solicitando el reabastecimiento de gas natural lo hizo demasiado tarde,;ya que la mayor parte del gas natural de EE.UU.; Qatar y el ruso ya se había vendido a China, donde una política energética igualmente confusa pero no tan suicida,;prohibió el carbón australiano, lo que ha provocado el cierre de las plantas de carbón y necesitaba asegurar, a cambio, el gas «a cualquier precio».

El problema subyacente es que desde la promoción política de las «renovables» solares y eólicas, poco fiables y de alto coste, en la UE;y en otros lugares los mercados de las empresas eléctricas y sus precios se han desregulado deliberadamente para promover las alternativas verdes;y, con ello, forzar la salida del gas y el carbón con el más que dudoso argumento de que las emisiones de CO2;ponen en peligro el futuro de la humanidad si no se reducen a cero para 2050.

Y claro, ocurre que ahora, como los precios han sido liberalizadas (desregulados),;el consumidor final soporta los que fijan los proveedores de energía, que integran en la cadena los distintos costes en condiciones de libre competencia;y al coincidir con la escasez de gas natural están provocando el alza bestial de precios en cascada que estamos viendo.

La UE es culpable de la crisis energética

Por qué la UE es la principal culpable de la subida de precios

La forma en que se computan los costes de la electricidad en la UE es diabólica, supuestamente en cada subasta;se fija el precio de cada hora según el que oferta la central más cara de las existentes para cubrir la demanda (central marginal),;es decir, el más alto posible al objeto de desincentivar las fuentes convencionales de energía y incentivar las ineficientes.  ¿Diabólico, verdad?

Para que lo entiendan. ahora mismo el precio del gas natural es el precio que fija el del resto de la fuentes convencionales de energía; así pues, el precio del gas natural de hoy fija, por ejemplo, el precio de la electricidad hidroeléctrica ¡qué es de coste esencialmente cero!  ¡Espeluznante! Pues ya lo saben: es el sistema de formación de precios en la subasta de la energía,;que montó la UE, el que está alzando el precio a niveles monstruosos;debido un una falta de previsión de la UE con el gas natural.

El elevado precio del gas natural, es lo que está definiendo los costes finales de la electricidad en la UE. Es una arquitectura de precios diabólica que beneficia a los especuladores y destruye a los consumidores, incluidos los hogares y la industria.

La UE es culpable de la crisis energética

La ESG, la otra causa agravante de la escasez de carbón, gas y petróleo

Otra causa agravante muy fundamental de la reciente escasez de carbón, gas y petróleo es la decisión de los inversores ( BlackRock y otros fideicomisos monetarios mundiales) de desinvertir en el petróleo, el gas o el carbón -todas fuentes de energía perfectamente seguras y necesarias- para invertir en la energía solar o eólica -sumamente ineficiente y poco fiable- y en empresas que cumplan las reglas de sostenibilidad y ecológicas de ESG.

Lo llaman inversión ESG. Es el último furor de moda en Wall Street y otros mercados financieros mundiales desde que el CEO de BlackRock, Larry Fink, se unió a la Junta del Foro Económico Mundial Klaus Schwab en 2019 y crearon empresas certificadoras de ESG de fachada que otorgan calificaciones «políticamente correctas» de sostenibilidad y ecologismo a las empresas bursátiles, y castigan a las que no cumplen con ello. La fiebre por la inversión ESG ha hecho ganar miles de millones a Wall Street y sus amigos. También ha frenado el desarrollo futuro del petróleo, el carbón o el gas natural en la mayor parte del mundo.

Los inversores financieros de Wall Street y Londres vieron el beneficio de los enormes beneficios de la agenda de la energía verde, trabajando con el Foro Económico Mundial de Davos para promover el nefando modelo de inversión ESG, las empresas convencionales de petróleo, gas y carbón no están invirtiendo los beneficios en ampliar la producción. En 2020, el gasto mundial en petróleo, gas y carbón se redujo en un billón de dólares. Eso no va a volver.

Con BlackRock y otros inversores prácticamente boicoteando a ExxonMobil y otras empresas energéticas en favor de la energía «sostenible», las perspectivas de un invierno excepcionalmente frío y largo en Europa y una falta de viento récord en el norte de Alemania, desencadenaron una compra de pánico de gas en los mercados mundiales de GNL a principios de septiembre.

La UE es culpable de la crisis energética

La agenda verde y el plan para colapsar la economía industrial mundial

En lugar de admitir los evidentes fallos de su programa de energía verde, la Comisión de la UE en Bruselas, ha redoblado la apuesta en lo verde como si el problema lo crearan el gas natural y el carbón. Diciéndonos con gran desfachatez: «Si hubiéramos tenido el acuerdo verde cinco años antes, no estaríamos en esta situación porque entonces tendríamos menos dependencia de los combustibles fósiles y del gas natural».

Si la UE continúa con esa agenda suicida, se va a encontrar con páramo desindustrializado en pocos años. El problema no es el gas, el carbón o la energía nuclear, es la ineficiente energía verde procedente de la solar y la eólica, que jamás podrá ofrecer una energía estable y fiable.

Con la agenda de la energía verde de la UE, los EE.UU. y otros gobiernos, junto con la inversión ESG promovida por el Foro de Davos, habrá aún menos gas, carbón o energía nuclear a la que recurrir cuando el viento se pare, no luzca el sol o haya sequías que vacíen las presas hidroeléctricas.

No hace falta ser un lince para darse cuenta de que este es un camino hacia la autodestrucción económica. Que parece hecho a la medida para la reducción de la población a escala masiva que otro no es el objetivo de la energía «sostenible» de la ONU para 2030 o el Gran Reinicio de Davos: Los seres humanos somos las ranas que están siendo hervidas lentamente. Y ahora los Poderes fácticos están calentando poco a poco el caldero.

(FiN) La UE es culpable de la crisis energética

FiN

Lo que perderíamos sin el petróleo

Random Post ➤