El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

La beata iglesia de la progresía

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
06/11/2021
Tiempo de lectura 4 minutos.
La beata iglesia de la progresía
Clausura del 40º Congreso pesoita.

La última boutade eclesial de la iglesia de la progresía y la “sostén-nibilidad” ha sido la propuesta – puesta por escrito en las resoluciones del 40º Congreso pesoita- de “una ley integral para la abolición de la prostitución” – mire Ud. que son ampulosos en sus denominaciones-. Es epatante el regulacionismo beateril de estos pertinaces comunisteos que se ponen la sotana de la libertad por montera pero nos cosen a leyes restrictoras de nuestras libertades. Lo impepinable es que nos quieren fraternos para con ellos, iguales para la consecución de su rica desigualdad y libres para ser esclavos de sus dogmas ideológicos. ( La beata iglesia de la progresía )

El PSOE apuesta por una ley de abolición de la prostitución sin fijarse plazos

Más beatos y carcas que la Iglesia y los dirigentes de la Sevilla diecisiesera ( s. XVI) que montaron un barrio cerrado para el ejercicio libre y controlado de la prostitución. Y andan ahora los ignorantes desconocedores de la naturaleza humana con disquisiciones miles, todas desatinadas, todas muertas al nacer. Que si multar a las meretrices, que si multar a los clientes, que si prohibir la jodienda remunerada, … Lo mismo que se construyen parques, hospitales, universidades, la ciudad debería construir y/o reservar un barrio para estos desahogos.

Empresas con todo en regla, higiene, meretrices en nómina con seguridad social, sueldos adecuados, control de calidad en los servicios, discreción, anonimato…..en fin todo lo necesario para regular el oficio más antiguo del mundo. Ya que siempre existirá porqué no nos dejamos de beatería buenista y aprendemos de los antiguos jerarcas sevillanos, el resultado sería mejor para las chicas, para los clientes, para la ciudad y sus gentes.

Lo que supieron gestionar hace cinco siglos y ahora nuestros ilustres políticos beatos y mentecatos siquiera atinan a ver: la simpleza del método. Las antiguas mancebías de Sevilla de los siglos XVI y XVII se idearon como un sistema aislado y controlado de la lascivia, el más eficiente e higiénico: Mental y biológicamente. El pecado permitido, tolerado cómo un mal menor para mantener sana la convivencia y la moral cívica. Lean sino este post donde lo explico:

La beata iglesia de la progresía

La beata iglesia de la progresía

Esta dolosa intención se añade a tantas otras de similares tintes totalitarios basadas en su máxima “es por vuestro bien”, o más bien el muy franquista, “no os podemos dejar solos”; aunque ellos lo llaman eufemísticamente en sus goebbelianos mensajes publicitarios “concienciar”. ¿Quieren una lista? La hay y muy extensa, largada, y alargada, estomagante y monótonamente desde sus púlpitos mediáticos:

  • No comáis carne que hay que descarbonizar el planeta, eso está reservado para nosotros, la clase “diri-fingente”, necesitamos coger fuerza para dirigiros ¡es qué cansáis mucho!
  • No bebáis bebidas azucaradas o gaseosas que es malo para la tensión, engorda y ¡Dios sabe que más!; y sólo nosotros podremos beberlas. ¡Y mezcladas con alcohol ni si se os ocurra!
  • No fuméis que es “malo para los pechos” y nos salís muy caros, y tenemos que desviar fondos para atenderos; fondos que nos encanta desviar para nuestros corruptos menesteres.
  • No comáis la apetecible comida “comida basura” que es “obesante” y sólo nosotros podemos “obesarnos” con ella.
  • lNo prostibuléis ni marisqueéis que para eso ya estamos nosotros.
  • No me seáis lúdicos con el juego, las apuestas online y los casinos que son adictivos, dejarnos a nosotros que de adicciones – las nuestras- sabemos un rato.
  • fNo entréis con vuestros coches contaminantes en nuestras ciudades que ya lo hacemos nosotros con nuestra lujosa flota de coches oficiales con chófer.
  • No uséis el avión, ni vayáis en cruceros, que contamináis un huevo, y de eso ya nos encargamos nosotros con nuestros “fálcones”, nuestras calefacciones en la Moncloa, y nuestros billetes de clase preferente.
  • Usar la bici es bueno para la salud y para no contaminar, que nosotros la usaremos sólo para hacernos la foto. Además hay que usar la telaraña de interminables carriles bici que para eso nos hemos gastado la pasta ellos con nuestras comisiones bajo mano, claro, como con toda obra o servicio que hacemos.
  • Pagar veintemil impuestos, tasas y multas por vuestros coches pero no se os ocurra pasar de 30 km/h que eso está reservado para nosotros que siempre vamos con prisas.
  • No eduquéis a vuestros hijos, que no son vuestros sino del estado; eso lo podéis dejar en nuestras ideologizantes y sectarias manos.
  • Esta va con guasa: Por prohibir hasta nos prohiben jugar en los columpios en plan “madre de Josua”: “¡Niño, tedisho cienes y cienes de veces que teabajes del columpio quetevá jigá!” )
  • No habléis español que eso es de carcas, que para ir por el mundo os basta con usar nuestros chiquicientesmil dialectos. Y para controlar vuestra labia española compulsiva os mandaremos a nuestros “comisarios políticos» de la lengua.

La beata iglesia de la progresía

A mí me recuerda a aquella acertada frase tan española “todo lo que me gusta es ilegal, es inmoral o engorda”.

Estos nos imponen, a no más tardar, el voto de pobreza, el de castidad, el ayuno mahometano permanente – que mira que se chiflan por el islam tanto como les repatea el cristianismo, nos conducen a una “sharia progresista” sin comerlo ni beberlo-. Hay que añadir a ello la incitación a al autoflagelo porque somos muy machistas, criminales de género, xenófobos, contaminadores, homófobos, transfobos, y… fachas; todos ellos conforman los pecados capitales de la iglesia progresista.

Venga «ciudad-ano», entona el mea culpa, golpéate con el puño el pecho, que eres muy malote. Nosotros os salvaremos con la venida del “Gran Hermano globalisteo”.

No se rían que ya están preparando el racionamiento de alimentos y una dieta basada en el Codex Alimentarius – el libro de oraciones del menestro Garzón- Aprovecharán para ello la retahila de fallos que se avecinan en la cadena de suministros, por ahí vendrá el ayuno antes mentado.

Y por último la adoración perpetua a la “virgen de la emergencia climática” – ¡Gretaaa!- Fuera coñas que con la crisis energética que se avecina se va a producir la definitiva apropiación de los recursos naturales, la despoblación, el cierre de fábricas, desmantelamiento de la industria, destrucción de la agricultura, desempleo, racionamiento de alimentos, aumento de impuestos, tasas y tarifa s – las tres marías-, todo en nombre del “Catecismo 2030” – verbigracia, Agenda 2030-. Ver mi post Invierno energético:

La beata iglesia de la progresía

La santa iglesia de la progresía avanza rauda hacia tribunales mediáticos de la inquisición, y su clero se ha convertido al completo en beatos progretairas. Una suerte de “meapilas postmoderno” se ha aupado a las élites.

La beata iglesia de la progresía

FiN

El fantasma de estas navidades

Random Post ➤