El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

El poder del espíritu – William Butler Yeats

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
14/12/2021
Tiempo de lectura 1 minutos.
El poder del espíritu - William Butler Yeats

William Butler Yeats (Dublín, 13/VI/1865-Roquebrune-Cap-Martin, Francia, 28/I/1939) Poeta y dramaturgo irlandés. Interesado en el misticismo y el esoterismo. Figura resentativa del renacimiento literario irlandés y uno de los fundadores del Abbey Theatre. Recibió el Premio Nobel de Literatura en el año de 1923. (El poder del espíritu – William Butler Yeats )


Los poetas, los pintores y los músicos, y, en menor grado, porque sus efectos son momentáneos,;el día y la noche, la nube y la sombra, están haciendo y rehaciendo constantemente el género humano; porque una emoción no existe, o no se hace perceptible y activa entre nosotros, hasta que ha encontrado su expresión en el color,;en el sonido, en la forma, o en las tres cosas, y porque no hay dos modulaciones o disposiciones de ellas que evoquen idéntica emoción.

Son únicamente estas cosas que parecen inútiles o sumamente débiles, las que tienen potencia; y en cambio todas las cosas que parecen útiles o fuertes, los ejércitos, las ruedas que se mueven,;los estilos de arquitectura, los sistemas de gobierno, las especulaciones de la razón,;habrían sido algo distintas de lo que son si hace mucho tiempo no se hubiese entregado una mente humana a alguna emoción,;tal y como una mujer se entrega a su amante,;dando configuración a sonidos, colores y formas, separada o conjuntamente, dentro de una emoción musical,;a fin de que eso que ella siente pueda vivir en otras mentes.

Una pequeña poesía lírica evoca una emoción, que reúne a su vez a otras en torno suyo,;fundiéndose con el ser de éstas para la elaboración de algún gran hecho épicô; y por último, al necesitar cada vez de un cuerpo o símbolo menos delicado, a medida que se hace más potente; fluye hacia el exterior con todos los agregados que ha ido recogiendo, y se mezcla con los ciegos instintos de la vida diaria,; moviéndose allí como un poder entre otros poderes, tal y como vemos los círculos concéntricos en el tronco de un árbol viejo.

Quizá fue esto lo que quiso decir Arthur O’Shaughnessy cuando hizo que sus poetas afirmasen que ellos habían edificado Babilonia con sus suspiros; y yo no estoy nunca muy seguro, cuando oigo hablar de alguna guerra, de algún movimiento religioso o de alguna nueva fábrica,;o de algo que llena los oídos del mundo, de que no haya ocurrido todo ello como una consecuencia de algo que un
muchacho tocó en su gaita en Tesalia.

El poder del espíritu – William Butler Yeats

FiN

Palabras – Paul Éluard

Random Post ➤