El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Palabras – Paul Éluard

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
04/12/2021
Tiempo de lectura 1 minutos.
Palabras – Paul Éluard

Eugène-Émile-Paul Grindel (Saint-Denis, 14/XII/1895-18/XI/1952), conocido como Paul Éluard, fue un poeta francés que cultivó de manera significativa el dadaísmo y el surrealismo. ( Palabras – Paul Éluard )


Los verdaderos poetas no han creído nunca que la poesía sea para ellos una propiedad. En los labios humanos, la palabra no ha callado nunca; las palabras, los cantos, los gritos se suceden sin fin, se cruzan, se golpean, se confunden. El impulso de la función del lenguaje ha sido llevado hasta la exageración, hasta la exuberancia, hasta la incoherencia.

Las palabras dicen el mundo, dicen el hombre, lo que el hombre ve, sienten lo que existe, lo que ha existido siempre, la antigüedad del tiempo y el pasado y el futuro de la edad y del momento, la voluntad, lo involuntario, el miedo y el deseo de lo que no existe, de lo que va a existir. Las palabras destruyen, las palabras predicen, encadenadas o sueltas, y de nada sirve negarlas. Todas participan en la elaboración de la verdad. Los objetos, los hechos, las ideas que las palabras describen pueden apagarse por falta de vigor, pero con seguridad serán en seguida reemplazadas por otras que ellas mismas habrán suscitado y que, en sí, cumplirán su total evolución.

Palabras – Paul Éluard

Es preciso que el poeta, el hombre, se apodere de la realidad, la domine. Esta realidad no puede nunca confundirnos. No se enmascara. No existe el ángel de la realidad. Puede ser desgraciada y polvorienta, cruel y vana, monstruosa, Puede llamarse idiotez, miseria, enfermedad, guerra. El poeta no vive у sobre cimas, no se mece a menudo en dulces beatitudes; y cuando ha contrastado el peligro no debe someterse a él. Y sobre todo no debe someterse a esa melancolía eminente que le llevará a las filas de los que Lautrémont llama las grandes “cabezas fofas”.

El poeta no debe considerar que las vías de la poesía son estrechas y que sus formas son inmutables. Todo poeta valiente tiene el deber de abrir un camino tan largo como sea posible para la exaltación humana. Y para ello todas las formas son buenas, su lenguaje se compone de todas las palabras, de todas las cosas. No existen formas consagradas ni palabras sagradas o profanas o vulgares.

Palabras – Paul Éluard

FiN

Conferencia de Aldous Huxley en Berkeley – 1962

Random Post ➤