El hombre del ciclo onírico

Petrusvil, escritor español.

12 de marzo de 2021
Tiempo de lectura: 2 minutos
El hombre del ciclo onírico

El hombre del ciclo onírico. (Relato corto)

No sabía por qué, una y otra vez, volvía el sueño. Un horripilante ciclotrón de escenas, casi un acto teatral monocorde, ilusionante en su génesis mas casi tragicómico en su finalización. Lo que lo sufría en sus carnes cual drama griego regado con lágrimas de sangre.

Estaba con ella, sentía su mirada alegre posada en sus ojos. Se acercaban uno al otro con la lentitud del éxtasis. Dos corazones latiendo al unísono y, al mismo ritmo sincopado, sonaba la melodía de los deseos mutuos. Del hambre del otro. Entonces él alargaba la mano para tocar su bello rostro pero el movimiento tornábase interminable y ella se hacía inalcanzable en el límite de la cercanía, del contacto que jamás llegaba.

El guión se repetía una y otra vez como un caleidoscopio de una angustiosa frustración y una cruel imposibilidad; en el que, inevitable y recurrentemente, sentía cómo, a pesar de tener lo que deseaba al alcance de la mano, nunca lo alcanzaba y todo terminaba y empezaba otra vez cuando casi lo estaba rozando, sin llegar a tocarlo con las ansiosas yemas de sus arqueados dedos.

Luego, más que un despertar, acontecía un horror amargo, salado y ardiente que quemaba su conciencia y resecaba sus glándulas salivales de modo que la lengua raspaba el velo del paladar como si fuera papel de lija, y la sequedad en su boca era como la que sobrevenía en un día entero sin agua vagando por un desierto omnímodo.  

Entonces, una voz casi de ultratumba resonaba fría — a él, le parecía disciplente y despreocupada — reverberaba como un eco lúgubre en la helada habitación.  

– Otra vez se ha repetido el ciclo de arritmia, sudoración y hipermotilidad de ojos a pesar de mantenerlo bajo hipotermia controlada a 34°C. Lleva 10 años en coma y la sintomatología se repite 24 veces al día con los mismos parámetros. Menos mal que no siente nada.

El hombre del ciclo onírico

En Sevilla, a 2 de agosto de 2017.

FiN

El hombre onírico
Escritor español Petrusvil: Japalpilpa

No tengo luces sin sombra
ni sigo renglones derechos
pero mi pulso no zozobra
en los márgenes estrechos
No vacilo en la prosa
No dudo en mis versos.

© Pedro Antonio Villegas Santos (@vilpetrus)
Escritor Español Petrusvil
Japalpilpa | Poeta y Escritor

.

Follow me

Japalpilpa / Petrusvil

Escritor español Petrusvil: Japalpilpa

Autor: Pedro Antonio Villegas Santos

Suscribirse

Entradas recientes

Tuits de Petrusvil

error: Content is protected !!

¿Desea suscribirse?

Recibirá un correo para confirmación.