El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Covid – Un mundo Matrix

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
03/02/2022
Tiempo de lectura 5 minutos.
Covid - Un mundo Matrix

Tabla de contenidos

La realidad simulada o realidad alternativa o virtual de películas como Matrix o El Show de Truman donde el protagonista descubre que está viviendo en una realidad simulada controlada por otros es un tema recurrente en el cine. El objetivo es descubrir la realidad real y quién está detrás del engaño. (Covid – Un mundo Matrix) 

Covid – Un mundo Matrix

Realidades alternativas

Lo que la realidad alternativa pretende es engañar a la gente para que no se dé cuenta de algo importante para los engañadores y que quieren ocultar.

 La película The Matrix hizo un buen uso de esto al hacer que el protagonista se despertara de una simulación por computadora para saber que había estado viviendo en un mundo artificial. Ese mundo fue creado por las máquinas que habían destruido la civilización humana y esclavizado a la humanidad usando a los seres humanos como baterías.

La popularidad de The Matrix se debe al hecho de que tocó fibra en una realidad de nuestra época. Es decir, mucha gente piensa que hay algo raro en este mundo. Las personas sienten que viven atrapadas en la hiperrealidad, en la incapacidad de distinguir la realidad de la simulación de la realidad experimentada en el mundo on line o virtual. El mundo de Internet y la cultura de masas desplaza la realidad real para muchas personas.

Covid – Un mundo Matrix

La irrealidad de las Redes Sociales y el mundo on line

Esta es, en parte, la razón por la que vemos a tanta gente caminando concentrados en su dispositivo móvil, en lugar de experimentar el mundo real que les rodea. O como un grupo de personas cenando mirará sus teléfonos, tal vez incluso se enviarán mensajes de texto, porque esa realidad en línea les parece más real que la «realidad real». Las relaciones humanas han entrado en la realidad on line simulada hasta el punto en que esta llega a ser su realidad. 

Las redes sociales son un mundo cerrado que opera por su propia lógica interna, independiente de la realidad. Unos interactúan con otros miembros de cada subcultura en plataformas como Twitter. Sus fuentes externas son blogs y sitios de noticias que se siguen esa subcultura. Hace unos años, se trató de cuantificar esta subcultura y se descubrió que eran sociedades cerradas. Estos grupos de personas están inmersos en un mundo de fantasía creado por ellos mismos.

Cuando examinas las redes sociales e internet te percatas de que aparece un problema de «muchas realidades falsas» en las sociedades tecnológicas modernas. Para estas personas, la perspectiva de lo que sucede en las redes es más real que sus experiencias diarias en el mundo normal. Están motivados para actuar por las cosas «imaginarias» que experimentan on line, pero no se conmueven por la realidad observable. No hay más mundo que lo trending topic.

Covid – Un mundo Matrix

El caldo de cultivo para el Matrix Covid

Me he entretenido en explicar el mecanismo irreal de las RR. SS. porque su existencia ha sido un caldo de cultivo que ha fomentado la marasma covidiana. El problema de las «muchas realidades falsas» de las sociedades tecnológicas modernas ha sido puesto de manifiesto por la Covid. 

Para la gran mayoría de las personas, el virus no ha jugado prácticamente ningún papel en su vida real, aparte de las restricciones en su vida diaria impuestas por las políticas de salud pública de los gobiernos, restricciones que, en muchos casos, no tienen conexión con la realidad, sólo es un juego político.

Por otro lado, los políticos gubernamentales han vivido el Covid como una verdadera emergencia nacional. Ha sido su guerra. No una guerra privada, sino compartida con las demás personas del gobierno y con otros gobernantes. Verifican datos numéricos y escuchan los consejos de los expertos. Aunque están a salvo y bien protegidos, están convencidos – o no y lo manejan como una oportunidad de ampliar su poder- de que hay una guerra para derrotar a este temible virus.

Esta realidad divergente se ha vuelto aún más clara por el hecho de que algunos países no se pusieron las gafas de realidad virtual y no jugaron a la Covid, es el caso de Suecia o de Florida u otros que simplemente tomaron algunas medidas razonables para asegurarse de que los hospitales tuvieran lo que necesitaban para tratar a los enfermos. Sus ciudadanos siguieron con sus vidas como si Covid fuera tan solo una mala temporada de gripe.

Esto contrasta mucho con otros países que se sumergieron tirándose de cabeza en la «realidad alternativa de la pandemia» . Para esta clase política covidocratizada, cada día era una lucha a vida o muerte para salvar a su pueblo del monstruo Covid. Para el ciudadano típico, era una nueva política extraña tras otra, generalmente precedida por declaraciones extrañas y grandilocuentes de políticos que estaban completamente desconectados de la realidad de sus electores.

Por supuesto, muchas personas de la sociedad aceptaron entrar en la Matrix Covid. Aceptaron los bloqueos con el entusiasmo de quien participa en un juego a vida o muerte. El tipo de personas que ahora  que se apegan obstinadamente a la máscara y al miedo después de que todos los demás han abandonado la farsa.

Se ha buscado explicar estas realidades divergentes sobre la covid como psicosis masiva, estratagemas hipócritas de políticos subsumidos por el poder,  corrupción y apropiaciones de dinero por parte de los codiciosos habituales, sin embargo la mejor explicación es que estamos viviendo múltiples realidades. La sociedad de masas, en lugar de fusionarnos en una sola realidad, nos ha balcanizado en múltiples realidades alternativas. Esas realidades proporcionan la sustancia espiritual que nuestro mundo consumista y hedonista no puede proporcionarnos.

Covid – Un mundo Matrix

Un escritor de Quebec en Florida

En la siguiente historia pueden visualizar el antagonismo entre la irrealidad y la realidad:

Un escritor en Quebec. Se fue de vacaciones a Florida y casi se vuelve loco por el conflicto entre realidades. Es un covidiano que vive en un lugar que ha adoptado la Matrix Covid como su realidad. En esa realidad, las personas caen muertas en las calles si se atreven a quitarse la máscara o si no se vacunan. En su realidad, todo el mundo está asustado y siguen diligentemente las directrices de sus líderes políticos para combatir esta horrenda plaga.

Se encuentra ahora en Florida, donde a nadie le importa la covid. En vez de usar mascarillas y rociarse con gel hidroalcohólico, la gente está de fiesta y codeándose en bares y clubes atiborrados. Que lleve tres máscaras en público es tan ridículo como llevar una bragueta ornamental. El pobre escritor lleva meses escribiendo por cuadrar la hiperrealidad de su vida en Quebec con la realidad física que experimentó en Florida.

Observarán que su experiencia con la realidad real no le lleva a cuestionar la falsa realidad de su vida en Quebec. De hecho, estaba feliz de volver a casa para poder recibir el refuerzo constante de otros que prefieren la realidad simulada.

Covid – Un mundo Matrix

La balcanización de realidades artificiales

La cultura tecnológica de masas está balcanizando a la gente no según la identidad humana normal, sino según la artificial. Las personas se agrupan en contructos artificiales como pro-vacuna o «tragacionistas» versus anti-vacuna o «negacionista». Las personas que viajan solas en su automóvil con tres máscaras viven en una realidad diferente a la de todos los demás. Estas identidades virtuales son tan reales como la raza, el sexo o la religión en el mundo real.

Si las realidades alternativas estuvieran aisladas como burbujas unas de otras, entonces no habría conflictos entre ellas. Mucho de lo que aqueja a la era moderna son estos conflictos entre falsas realidades. Las personas no operan con opiniones diferentes, sino con interpretaciones de realidades ficticias completamente diferentes.

Covid – Un mundo Matrix

Conclusión

Ese escritor de Quebec confía en los «hechos» de su realidad simulada más que en sus propios ojos, lo que significa que no hay forma de que él encuentre un punto de acuerdo con la gente de Florida que vive su realidad. 

En el conflicto de irrealidad vs realidad está en juego la naturaleza de la realidad misma, aunque parece que la verdad como realidad última lleva todas la de perder. Y, también parece, que el mundo Matrix Covid lleva las de ganar. Salvo que nos rebelemos.

(FiN) Covid – Un mundo Matrix

FiN

La Covidocracia ante la Corte Penal Internacional

Random Post ➤