El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Covid – El desborde social

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
29/01/2022
Tiempo de lectura 2 minutos.
Covid - El desborde social

La Covid y todas las medidas covidocráticas nos han tenido dos años asustados temiendo por nuestra vida, encerrados, enmascarados, vacunados y revacunados, con limitaciones de aforo. Una presa de angustias y deseos contenidos se ha ido llenado durante casi dos años hasta que,;se viene percibiendo en el ambiente, ha empezado a desbordarse sin hallar más muro que detenga las ansias de libertad. (Covid – El desborde social)

Con el advenimiento de Omicron la gente se ha percatado de que la mal denominada pandemia ha terminado. La consecuencia es que las personas están desbordándose, sacan a relucir todas las ansias vitales que habían sido brutalmente contenidas,;afloran con una urgencia indomable las ganas de recuperar el tiempo perdido y de volver a la vida social auténtica.

Las autócratas autoridades se empecinan en mantener unas medidas que ya sobran. Ahora que ya no tenemos miedo y empezamos a desbordarnos. El miedo han pasado a tenerlo ellos porque se les acabó el chollo que les permitía ejercer el poder de una forma cuasi omnímoda;en la que se regodeaban hedónicamente con ese placer malsano que otorga siempre el ejercicio del poder, esa droga que envicia más que ninguna otra. Tendrán que pasar nuestros caciquiles políticos, mal que les pese, el síndrome del mono de su cannavis totalitario que les ha convertido en vulgares drogatas.

Covid – El desborde social

No se puede tener constreñida a toda la sociedad tanto tiempo y de tantas maneras. La vida necesita, como el agua, corretear libremente, no se la puede contener mucho tiempo porque se cuela por las rendijas; tarde o temprano rebosa y rebasa los límites impuestos. El desborde social se está produciendo ahora mismo, obsérvenlo como se va convirtiendo de chorrillo a una riada; pronto veremos una catarata majestuosa de libertad que se va a llevar por delante todo el montaje covidócrata.

Todos mis conocidos ya están haciendo planes para verse, reencontrarse sin limitación ninguna a las efusividades, a los afectos y al disfrute en común. Comer juntos fuera o en sus casas, ir al teatro, a la ópera, al cine, a las salas de baile. Arden en deseos por recuperar y renovar todas las actividades que hacen de la vida algo maravilloso e incomparable. Compartir, hablar, mirarnos y vernos de tú a tú, bailar, reir, darse abrazos y besarse como Dios manda, … Libres de esa losa que aprisionaba su esperanza, su vitalidad y su sociabilidad las gentes de todo tipo y condición;se desbordan alegremente por la cuenca del miedo que había encerrado a cal y canto sus deseos vitales.

Comentando con uno la posibilidad de ir a comer a su casa – hace una paella deliciosa-;me dijo con mirada cómplice que empezaba a tener la agenda llena. Y nos reíamos los dos porque, aunque tuviéramos que postponer nuestro encuentro, la alegría de saber que todo volvía a ser como antes nos embargaba. Ha llegado la hora: ¡Llenemos otra vez nuestra agendas de actividades gozosas con nuestros seres más apreciados y queridos!

A todos mis lectores les deseo que el desborde social postcovid llene las llanuras de sus vidas, como un Nilo que anega las riberas,;dando paso a la fertilidad social, a la abundancia de los bienes del alma, al amor y a la amistad. Vuelvan a vivir la libertad con la plenitud del que se sabe sano y salvo. Vuelvan a llenar los bares, las calles, los barrios, las casas… Desplieguen sus vidas, de nuevo, en todo su esplendor.

Covid – El desborde social

FiN

Omicron acabará con la covidocracia

Random Post ➤