El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
16/01/2023
Tiempo de lectura 8 minutos.
La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Tabla de contenidos


Thomas E. Levy, MD, JD OMNS (5 de enero de 2023) es cardiólogo clínico en ejercicio activo durante muchos años en tres comunidades diferentes:. «Y durante ese tiempo no atendí ni un solo caso de miocarditis. Simplemente nunca lo vi». En este artículo el Dr. Levy describe y aporta abundantes estudios sobre la relación de la proteína espiga (procedente de la COVID o de las sucesivas vacunaciones ARNm) con la miocarditis, presencia de coágulos y trombosis caerebrovasculares. (La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos)

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Miocarditis

Sin embargo, hoy en día, el cardiólogo clínico activo está viendo pacientes con miocarditis de forma regular. La literatura científica indica que la miocarditis ocurre con bastante frecuencia en pacientes que albergan la presencia crónica de la proteína espiga relacionada con COVID. Esto se está viendo en muchas personas con COVID crónica persistente, muchas de las cuales han sido vacunadas,. Así como en un número considerable de personas que han sido vacunadas y nunca han contraído COVID. [1] , [2] , [3] y [4]

Independientemente de la fuente inicial de exposición la proteína espiga, parece ser el motivo de la patología y los síntomas observados en la COVID crónica. [5]

Una vez transmitido, el ARNm conduce directamente a la producción de proteínas pico. [6]. La proteína de pico parece ser capaz de replicarse una vez que obtiene acceso a la cuerpo. La toxicidad asociada con la proteína espiga no se debe a una exposición única, sino que podría persistir indefinidamente debido a esta capacidad de replicación.

La proteína espiga es indirectamente, si no directamente también, transmisible de un individuo a otro a través de la inhalación o varias contacto con la piel. De hecho, los propios documentos internos de Pfizer advierten sobre la posibilidad de «exposición ambiental». Por «inhalación o contacto con la piel» del ARNm de la vacuna que se transmite de un individuo vacunado a otra persona. Aquí el documento ( en PDF) donde Pfizer reconoce la exposición de los no vacunados a las proteínas de pico de los vacunados Pfizer (2021). (Apartado 8.3.5.1, Pág. 67)

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Una toxina (la proteína spike) que tiene tal capacidad es verdaderamente una pesadilla clínica. Nunca es una buena idea sobrestimar la integridad de la industria farmacéutica. [7]

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

La proteína espiga ocasiona miocarditis, trombosis cerebrovasculares y producción de coágulos

  • Un estudio en ratones mostró que la inyección de la vacuna de ARNm (que produce la proteína de pico) indujo miopericarditis de manera confiable. [8]
  • Se han producido muertes y complicaciones graves a causa de la trombosis inducida por la vacuna que se produce en la circulación cerebrovascular. [9] y [10].
  • La evaluación de la autopsia de múltiples individuos vacunados que murieron poco después de recibir sus vacunas reveló miocarditis aguda como la única causa lógica de sus muertes. [11]
  • La unión suficiente de la proteína espiga a los receptores ACE2 en las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos ha resultado en un aumento constante de la coagulación de la sangre. Dichos coágulos son diminutos en algunas personas. Lo que puede conducir a varios grados de daño a los tejidos y órganos dependiendo de qué tan severamente se vea afectado el flujo sanguíneo general en esas áreas. [12] y [13]
  • Otros coágulos pueden aumentar rápidamente de tamaño y provocar la muerte súbita. [14]. La proteína Spike puede activar la coagulación sanguínea al unirse directamente a los receptores ACE2 de las plaquetas en la sangre aumentando la posibilidad de trombosis. [15] y [16] Además, la proteína espiga circulante que aún no se ha unido parece estimular también la hipercoagulación. [17]

Es de destacar que tanto Pfizer como Moderna parecen bastante orgullosos de afirmar que sus formulaciones finales suministran la proteína de pico «completa» en las inyecciones.

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

¿Qué es la miocarditis? y su diagnóstico

La miocarditis, que simplemente significa inflamación de algunas o todas las células musculares del corazón, puede ocurrir cuando la proteína de pico se une a los vasos sanguíneos del corazón, a las propias células musculares o a ambas. [18] . Incluso cuando los vasos sanguíneos del miocardio se dirigen de manera más selectiva. La inflamación del músculo cardíaco en sí mismo eventualmente se producirá a medida que la circulación del corazón se deteriore progresivamente por la coagulación de la sangre y/o por una mayor resistencia al flujo sanguíneo como resultado de la inflamación. (Vasoconstricción inducida).

La miocarditis prepandémica generalmente no implicaba ninguna predisposición a la coagulación de la sangre además de la inflamación de las células del músculo cardíaco afectadas.

DIAGNÓSTICO:
La miocarditis no presenta ningún desafío diagnóstico cuando se presenta en su forma clásica. El dolor de pecho y la frecuencia cardíaca rápida son a menudo los primeros síntomas. Si la inflamación del miocardio evoluciona rápidamente, también pueden presentarse síntomas de insuficiencia cardíaca congestiva. Que incluyen dificultad para respirar e hinchazón de la parte inferior de las piernas. No es infrecuente que se presente una infección viral del tracto respiratorio superior. O que haya antecedentes de una infección de este tipo que se haya resuelto recientemente. La radiografía de tórax, el electrocardiograma (ECG) y el ecocardiograma se pueden usar para ayudar a establecer el diagnóstico. Un nivel elevado de troponina en los análisis de sangre es extremadamente sensible para detectar cualquier daño continuo en las células del músculo cardíaco.
Cualquier aumento continuo de troponina en la sangre, por mínimo que sea, debe considerarse con gran preocupación, incluso si parece haber una resolución clínica completa de la miocarditis. Todos deberían hacerse esta prueba, incluso si se sienten perfectamente bien, tanto para establecer una línea de base dentro del rango normal como para detectar cualquier inflamación miocárdica de bajo grado no sospechada.

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Las inyecciones de refuerzo empeoran la inflamación miocárdica

La muy alta sensibilidad de la prueba de troponina ha revelado que hay un sinnúmero de personas después de la infección por COVID y/o después de la vacunación que continúan teniendo grados subclínicos sostenidos de inflamación miocárdica. No importa cuán mínima sea la elevación de la prueba, cualquier aumento significa que con el tiempo se producirá una pérdida gradual y continua de la función del músculo cardíaco.

También significa que el corazón es muy susceptible a un empeoramiento agudo. Y potencialmente grave de la función cardíaca cuando se produce una exposición adicional a más proteínas de pico. Tal como estamos viendo con las inyecciones de refuerzo que se promueven vigorosamente ahora. Un corazón con una elevación mínima de troponina es, literalmente, el escenario perfecto para una respuesta clínica catastrófica cuando se administra una inyección adicional cargada de proteínas, muy similar a lo que haría la gasolina con las brasas ardientes. [19]

Tener incluso la elevación más mínima de troponina no solo plantea la preocupación de algún daño cardíaco colectivo a largo plazo. O la facilidad de tener un «recrudecimiento» de la inflamación con nuevas exposiciones a proteínas de pico. Como cuando nos ponemos una inyección de refuerzo. También aumenta la preocupación por la inestabilidad eléctrica en algunas de las células miocárdicas inflamadas. Siempre existe la posibilidad de inestabilidad eléctrica en cualquier célula del músculo miocárdico inflamado. Ya que es su naturaleza fisiológica normal transmitir impulsos eléctricos de una célula a la siguiente. Esta inestabilidad es la causante de los colapsos de deportistas tan abundantes que estamos viendo.

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Riesgos en deportistas y pilotos

Debido a la inestabilidad eléctrica, los eventos estresantes que liberan oleadas de adrenalina y catecolaminas en la circulación, como es el caso de un esfuerzo físico máximo:. Que pueden provocar fácilmente que estas células eléctricamente inestables inicien y mantengan un ritmo cardíaco anormal. Literalmente, cientos de deportistas han muerto o han colapsado en el campo en los últimos dos años. Es de destacar que no se les ha visto colapsar mientras estaban de pie o sentados al margen.

Del mismo modo, cualquier piloto con una elevación mínima de la troponina, pero sin síntomas, puede sufrir una arritmia potencialmente mortal cuando surge una emergencia importante que provoca estrés en la cabina. Ningún piloto debería volar nunca cuando haya una elevación persistente de los niveles de troponina y/o niveles de dímero D (ver más abajo). Es irrelevante que el piloto se sienta bien, tenga un ECG normal y no tenga evidencia clínica de miocarditis.

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Coágulos de sangre y la prueba de dímero D

Un análisis de sangre de dímero D es una medida del grado en que los coágulos de sangre ya formados se están rompiendo (lisis). Y liberando esos productos de descomposición en la sangre. Es una prueba muy sensible que siempre dará valores elevados cuando se produzca un aumento de la coagulación de la sangre. Ya que esos coágulos aun deben descomponerse para evitar que la circulación se detenga. Una prueba de dímero D elevada significa de manera muy confiable que se están rompiendo coágulos de sangre porque se siguen formando demasiados coágulos de sangre nuevos. Solo en raras ocasiones se observa una trombosis significativa en ausencia de un nivel elevado de dímero D. [20]

En el contexto de la pandemia con antecedentes de infección por COVID activa o crónica, así como antecedentes de haber recibido una o más vacunas, una prueba de dímero D elevada siempre es motivo de GRAN preocupación. Es una evidencia clara de que existe una presencia constante de proteína de pico que se une a los receptores ACE2 en el revestimiento interno (endotelio) de los vasos sanguíneos del cuerpo. Lo que resulta en la activación plaquetaria y la posterior coagulación de la sangre. [21] Los coágulos de sangre pueden variar de microscópicos a masivos. Tal coagulación también puede ser parte de una presentación de miocarditis, aunque no necesariamente.

Ciertamente, tener tanto un nivel elevado de troponina como un nivel elevado de dímero D es especialmente preocupante y requiere un tratamiento oportuno para normalizar la patología que los causa.

Los niveles de plaquetas generalmente caen en la sangre al mismo tiempo que aumentan los niveles de dímero D, ya que se consumen en la formación de coágulos sanguíneos. [22]. Se ha descrito un síndrome de vacunación posterior a la COVID conocido como trombocitopenia inmunitaria protrombótica inducida por la vacuna (VIPIT) con estos hallazgos de laboratorio. [23] , [24] , [25] y [26]

Hoy en día, cualquier persona que no esté gravemente enferma pero que tenga una elevación de sus niveles de dímero D probablemente sufra las consecuencias de la presencia persistente de proteína de pico en su vasculatura, ya sea debido a una infección persistente por COVID y/o debido a haber recibido una o más vacunas contra el COVID. E incluso si tal individuo nunca tuvo COVID o recibió una vacuna, se justifica una evaluación médica extensa, ya que una elevación del dímero D nunca es normal.

La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

Resumen

  • Casi todos los niveles elevados de troponina y dímero D en este punto de la pandemia serán secundarios a la presencia persistente de proteínas pico en el cuerpo después de la infección por COVID, una o más vacunas contra el COVID, o ambas. 
  • La probable facilidad de transmisión de la proteína espiga entre personas también significa que habrá algunas personas que tendrán niveles elevados de estas pruebas sin tener conocimiento de haber estado infectadas alguna vez y sin antecedentes de vacunación. En otras palabras, estas pruebas deben realizarse en todos en este momento, y cualquier elevación debe tratarse de manera agresiva.
  • La miocarditis alguna vez fue rara. Debido a las vacunas COVID y al propio COVID, la miocarditis se ha vuelto realmente común. La prueba de troponina ha demostrado que hay muchas personas que continúan teniendo una inflamación miocárdica de bajo grado después de volver a la normalidad clínica. Esto hace que estas personas se conviertan en bombas de relojería listas para desarrollar un empeoramiento grave de su patología subyacente. Sobre todo cuando reciben una inyección de refuerzo o se produce una nueva contracción de COVID o una de sus variantes.
  • La inflamación persistente en el corazón significa que hay una persistencia de la proteína espiga en ese órgano. Y muy probablemente en gran parte del cuerpo. Esto prepara el escenario para un declive repentino y dramático en la salud cuando se administra o se permite que se replique en el cuerpo más proteína de pico.
  • Los niveles elevados de dímero D indican un estado hiperactivo de coagulación de la sangre en el cuerpo, y cuando estos niveles permanecen elevados, el pronóstico a largo plazo es probablemente muy malo en términos de morbilidad y mortalidad temprana.

    Cualquier elevación persistente de las pruebas de troponina (miocarditis) y dímero D (coágulos) debe tratarse con el objetivo de normalizarlas por completo. Obviamente, esto es especialmente importante en la población de los pilotos.

    (FiN) La rara Miocarditis es ahora común y los coágulos

    FiN

    SOURCE: Myocarditis: Once Rare, Now Common

    Documento 536 de Pfizer: 20% accidentes cerebrovasculares fatales después de vacunación

    Random Post ➤