El Blog de Petrusvil | Prosa Poesía

Se acerca la tormenta perfecta: Estanflación

Escritor Español Petrusvil

Poeta, escritor, divulgador y analista.
08/02/2022
Tiempo de lectura 2 minutos.
Se acerca la tormenta perfecta: Estanflación

No aprender del pasado estanflacionario ( inflación y recesión) puede conducir a un futuro estanflacionario. (Se acerca la tormenta perfecta: Estanflación)

 En pleno invierno en el hemisferio norte; los precios de la energía y de la mayoría de los demás productos básicos en Europa Occidental y USA se están disparando. Los meteorólogos pueden decirnos mucho sobre el clima que se avecina, pero los economistas parecen estar atrapados en una rutina adormecedora.

Nos han asegurado que la inflación no es algo a lo que debamos temer,;y etiquetando la inflación que tenemos como «transitoria», muchos de estos mismos economistas;también concluyeron que nuestras economías no solo se están recuperando sino que disfrutarán de un crecimiento bueno los próximos años. Desafortunadamente, han demostrado estar equivocados muchas veces sobre el efecto de esta economía “pandémica” y «postpandémica» como si está hubiera afectado a sus predicciones. 

La comparación con la década de 1970 es útil. Así como el crecimiento excesivo de la oferta monetaria impulsó la inflación de esa era,;nuestra inflación actual también es impulsada por el crecimiento extraordinario de la oferta monetaria sobre todo en los últimos dos años.

Si tomamos la masa monetaria M2, el crecimiento del dinero ha superado el 50%;en los últimos dos años, mientras que la economía ha crecido entre un 6 y un 7%. Es claro que, si la oferta del dinero aumenta ocho veces más rápido que la oferta de los demás bienes económicos,;hay un exceso de dinero que es mayor que lo que la economía necesita y, ceteris paribus, conduce a una inflación segura. 

Los economistas han ignorado sistemáticamente el impacto de la espectacular aceleración del crecimiento del dinero.

Se acerca la tormenta perfecta: Estanflación

Milton Friedman, quizás el mayor y mejor economista monetarista de la historia, dijo una vez: “La inflación es siempre y en todas partes un fenómeno monetario en el sentido de que es y puede ser producido solo por un aumento más rápido en la cantidad de dinero que en la producción”. Esta afirmación de Friedman ciertamente se está confirmado, una vez más, por los datos disponibles en los últimos dos años.

Mientras tanto, el crecimiento de la producción real en las economías occidentales está cayendo;y es probable que se vuelva negativo en el futuro cercano, incluso una recesión. La tasa de crecimiento económico de Alemania ya cayó en negativo en el último trimestre de 2021 . Es probable que cualquier recuperación en las economías occidentales, sea de corta duración, lo que significa un camino difícil por delante. Las bajas tasas de los bonos del Tesoro a diez y 30 años proporcionan una señal anticipada de un pésimo crecimiento futuro.

En última instancia, la inflación de la década de 1970 se rompió gracias a las valientes acciones del presidente de la Reserva Federal, quien primero detuvo y luego revirtió el crecimiento de la oferta monetaria. Volcker tenía la cobertura política del presidente Reagan para hacer lo que fuera necesario para detener la inflación y poner fin a la espiral inflacionaria de la década de 1970. ¿La recompensa? Décadas de baja inflación. El precio pagado, sin embargo, fue doloroso: la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial y una tasa de desempleo del 10,8 por ciento que no se ha superado desde entonces. Es el durísimo precio que se paga combatiendo la inflación en períodos de crecimiento económico bajo o negativo.

El fuerte aumento de la deuda pública exigirá colocar más deuda lo que provocará una mayor monetización de la misma, lo que causará una mayor inflación. Se necesitarán medidas muy severas para romper la espiral inflacionario que los bancos centrales están retrasando actuando Timor altamente con medidas inefectivas por insuficientes. Mientras tanto, las lentas economías occidentales, obstaculizadas por las ideologizadas políticas de transición del cambio climático, producirán un crecimiento real escaso o incluso negativo en los años venideros.

Inflación y caída del PIB, recesión, es la tormenta perfecta: el debilitamiento de las economías reales en el mundo occidental y el aumento de la inflación es un hecho. 

Los formuladores de políticas económicas, ya sean fiscales o monetarias, se enfrentan a una pescadilla que se muerde la cola, puesto que las medidas para disminuir la inflación conducen al decrecimiento en la economía; y, viceversa, incentivar la economía aumentará la inflación. Nos enfrentaremos a años muy duros, y peores que muchas recesiones que vivimos en el pasado. Los economistas parecen no verlo y los Bancos Centrales tampoco. La próxima burbuja será la peor de todas las anteriores.

Se acerca la tormenta perfecta: Estanflación

FiN

China está comprando sigilosamente Europa

Random Post ➤