El canto del cisne moñudo

Petrusvil, escritor español.

18 de marzo de 2021
Tiempo de lectura: 4 minutos
El canto del cisne moñudo

El canto del cisne moñudo

Lo que de la maniobra dicen

Dicen por ahí que un cisne negro y tengo para mí que es el canto del cisne. Al coletas le gustan las sorpresas ahormadas a lo grande, plenas de bullanga mediática. La cosa le gustaría con más fanfarría al petimetre moñado, algo así como un dictador bananero dándose baños de pueblo. Y esta maniobra orquestada tiene algo de todo esto pero fracasará porque ya estaba fracasada de inicio. No es el Cisne Negro sino el Canto del Cisne: El canto del cisne moñudo.

Otros dicen que deja la vicepresidencia para competir con Ayuso por Madrid y yo tengo para mí que no va de competir sino de haberle visto las orejas al lobo. Lo que teme es acabar su vida política en un partido residual y quiere anticiparse a un catacrac que tiene visos de definitivo.

Los de la camarilla pelotera de lo País, hablan de la generosidad de abandonar la vicepre y un lanzarse al modo de superhéroe para salvar así su experimento político en Madrid. ¿Experimento? Pues yo tengo para mí, lucios peloteriles, que él, aun siendo un animal político excéntrico no hace experimentos sino que actúa teniendo muy clara su ambición política bolivariocomunista.

¿Quién es Iglesias?

Si algo ha demostrado Iglesias es que es un hombre de trompicones, de decisiones emocionales e infantiles. Hay dentro del tópico de macho alfa que le endilgan la evocación de un espécimen propenso a la compulsión emocional y afectiva. Su actuación política suele asimilarse a contracciones espasmódicas de su ego narcisoide. Sus compañeros de Podemos lo conocen bien, nada más que hay que ver lo que opina de él su antigua compañera Teresa Rodríguez, que le ha retratado como personaje inmaduro, no muy trabajador y presa de sus más bajas pasiones. Un retrato demoledor.

Quédense con esta imagen en la cabeza mientras repasan lo que ha hecho este individuo mientras era vicepresidente y Ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030. Nada. No ha hecho absolutamente nada.

Iglesias deja el ministerio de Asuntos Sociales sin haber movido ni un sólo tema social; con 55.487 dependientes fallecidos que se quedaron a la espera de las ayudas gubernamentales. La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales del Observatorio de la Dependencia recientemente ha constatado el fuerte retroceso del sistema de dependencia en 2020. Los ancianos muriéndose en las residencias sin que el taimado ocelote se dignara ni a visitarles. Ni siquiera encontró un hueco entre serie y serie para reunirse con las asociaciones, profesionales y empresas del sector. Afortunadamente de la sibilina Agenda 2030 tampoco ha hecho nada.

El canto del cisne moñudo

Una maniobra que nadie entiende

No se ve muy clara su maniobra porque pasar de estar bajo el mandato de Sánchez en la cúspide de la nación a buscar estar bajo el de Gabilondo, en el mejor de los casos, no parece una decisión ni racional ni exitosa a priori. Desaparecidos en la escena política gallega, minorados en el País Vasco y con gran pérdida de caudal de votos en Cataluña va camino de convertirse en un partido residual.

Uno podía pensar que se trata de una operación acordeón para relanzar un proyecto político que se desangra a ojos vista pero llega tarde. No solo ha perdido representatividad social a través de la pérdida de votos es que tiene destrozado el partido en sí mismo.

Vengo a decir que, a pesar de lo anteriormente expuesto, Iglesias no es tonto. Es listo, a secas, pero tiene una gran formación. Ocurre que su compulsividad, su vagancia, su obcecación y su monomaniasis le han perdido. Creo que al fin se ha dado cuenta de que se ha dejado al partido y a la gente atrás. Él, y su reducida camarilla, han llegado arriba pero por el camino han dejado al partido hecho unos zorros. Un partido desmenuzado, desgajado desde los círculos a las confluencias, crítico hasta decir basta con él, donde a pesar de mantener el poder férreamente logrado ha perdido influencia, a la vez que ha perdido la complicidad de la gente quinceemera que creía en su proyecto y a los que ha defraudado instalándose en la casta que supuestamente aborrecía.

Por eso ha tomado esa decisión tan aparentemente incongruente como desesperada. Afortunadamente, a mi parecer, se va a unir a todos sus defectos el de llegar tarde. Tardísimo.

Lo que creo que pretende

Su palafrenera, Colau es de las pocas confluencias que le quedan en la buchaca. No ha tardado ni un día la correcalles disfrazada en embocar la estrategia política a seguir. «Las elecciones de Madrid son importantes también para el resto del país. Ayuso es peligrosa para la democracia«. Colau ha dicho que Ayuso «representa el neofascismo» y que definirse como tal debería ser delito. La desfachatez de esta callejera advenediza no tiene límites acusando a Ayuso de apología del fascismo. Más de lo mismo sobre una letanía del fascismo, ya agotada.

Piensa el moñudo que para rehacer el partido tiene que empezar por desplazar al niñito anteojado de los madriles. Meter en vereda otra vez al que el mismo defenestró como a muchos otros para volver a poner orden desde abajo. Y si no se deja pero logra levantar Podemos ya pactará con los restos de Más Madrid que queden tras la cita electoral.

La operación acordeón de Iglesias es para recuperar el control del partido a nivel nacional partiendo desde abajo y volver a levantar su antiguo rédito electoral; y que mejor sitio que Madrid. Bueno no es que sea el mejor, es que es el único que le queda para volver a empezar. Por lo pronto «las confluencias de UP avalan el paso de Iglesias ante una izquierda que daba «por perdidas» las elecciones en Madrid». Lo ven. Parece que el paso abajo empieza con buen pie para el chepas. Sigue siendo el macho alfa que ahora baja otra vez a la arena en loor de multitudes con su aura de matador.

Esperemos que el toro de sus pasados errores se lo lleve por delante. Yo estoy convencido de su fracaso. Si fracasa se cortará la coleta y volverá a la universidad a perseguir nenas y arengar en las asambleas.

Con mis mejores deseos de fracaso, va para Ud. este sonetillo:

Iglesias se mueve.
De arriba a abajo
mueve el badajo.
¡Qué lo matritense/

pa sí lo quiere!
¡No lo tendrá, carajo!
Será un descuajo
lo que obtuviere/

tamaño grajo
si allí se fuere.
De un solo un tajo/

sajar el 15eme
sería algo majo.
Digno de verse./


#Sonetillo

El canto del cisne moñudo

FiN

Escritor español Petrusvil: Japalpilpa

No tengo luces sin sombra
ni sigo renglones derechos
pero mi pulso no zozobra
en los márgenes estrechos
No vacilo en la prosa
No dudo en mis versos.

© Pedro Antonio Villegas Santos (@vilpetrus)
Escritor Español Petrusvil
Japalpilpa | Poeta y Escritor

.

Follow me

Japalpilpa / Petrusvil

Escritor español Petrusvil: Japalpilpa

Autor: Pedro Antonio Villegas Santos

Suscribirse

Entradas recientes

Tuits de Petrusvil

error: Content is protected !!

¿Desea suscribirse?

Recibirá un correo para confirmación.