Juventud del XXI Soneto con estrambote

Petrusvil, escritor español.

11 de julio de 2021
Tiempo de lectura: 2 minutos

Tabla de contenidos

Juventud del XXI Soneto con estambote y postdata

Juventud del XXI Soneto con estrambote y postdata

El soneto

No reconozco ni la valentía
en multitud de los nuevos jóvenes,
manque obtuviendo los mejores bienes
y aún obteniendo lo que pedían  

son lábiles, de mocedad torcida,
zánganos que el esfuerzo retienen, 
no conocen vida de padeceres
mas supuran codicia desmedida  

y son de ambiciones diluidas,
medran soberbios e impertinentes
y son de escasa o nula hombría  

a esos, con desdeño les mirarían
sus esforzados predecesores
que lidiaron peores perspectivas  

Estrambote 

¡Leñe! Gravas joías 
de la carretera teníais 
que comer, mi abuelo decía.       

P.D.- Mayores hambrunas, hecatombes y crisis hubieron en el s. XX y los que las sufrieron salieron resignados adelante. Emigrando, esforzándose, ingeniándoselas y aguantándose. Hoy a años luz estamos de semejantes embates. Si el siglo XX fué la era de los hombres, el XXI es la de los niñatos mimados.  

Nota del autor: Soneto con estrambote con decimotercer verso cojo en métrica por no forzar el ritmo.

Los motivos del desastre

Yo les he visto, les he tenido como alumnos, y he ido viendo la evolución en los últimos veinticinco años. La culpa no es de ellos sino del cada vez más laxo sistema educativo y del deterioro de la educación formativo-afectiva en la familia.

Por un lado, la sobre protección en la niños origina que los niños no desarrollen su sentido de independencia y de valerse por sí mismos.

Por otro, la escasa o nula exigencia en la escuela, a la ausencia de labor educativa por parte de los padres junto con la falta de contacto afectivo paterno o materno ( por falta de atención de los progenitores o por el aumento de las familias desestructuradas) y a que estos, en compesación, suelen excederse en regalías o les consienten todo.

Perfil psicológico de los jóvenes de hoy.

Su perfil psicológico se puede condensar en las siguientes características, entre otras:  

– Falta de autoestima como consecuencia de la permisividad de los padres con absoluta falta de referencias, de límites y de reglas claras.

– Ausencia de habilidades sociales y emocionales necesarias para resolver problemas de manera independiente.

– Escaso desarrollo de la inteligencia emocional para gestionar sus emociones y el control de las mismas en sus relaciones con los demás.

– Malcriados, confundidos e infelices debido a que lo han tenido todo sin esfuerzo.

– Problemas de conducta y relacionales aumentados por el abuso de internet y las redes sociales.

– La falta de normas y de rutinas claras ha tenido como resultado que los niños se conviertan en personas sin conciencia de sus responsabilidades, y que por lo tanto fomenten el mal hábito de la procrastinación o la pereza.

– Incapaces de sobrellevar o/y afrontar las frustraciones, las decepciones y los fracasos.

– En general, desarrollan una personalidad impulsiva, inmadura y descontrolada, en ocasiones, violenta.

– Incapaces de percibir que los logros de la vida se consiguen en base al sacrificio, al esfuerzo y al mérito.

FiN


( Publicada el 23 de febrero de 2016. Actualizada el 11/7/2021)

Juventud del XXI Soneto con estrambote y postdata

Decálogo para convertir a su hijo en un delincuente.

Escritor español Petrusvil

Japalpilpa

Pedro Antonio Villegas Santos

Pedro Antonio Villegas Santos

@vilpetrus

Últimas entradas:

El hilo de Ariadna – Evans  y Schliemann

El hilo de Ariadna – Evans y Schliemann

El hilo de Ariadna – Evans y Schliemann Esta es la cuarta y última entrega de los hallazgos del arqueólogo Henrich Schliemann. Y, aunque no narra descubrimientos suyos – hay que recordar que Schliemann no pudo completar su sueño de excavar en Creta-; si que es...

Tirinto y Creta – La muerte de Schliemann

Tirinto y Creta – La muerte de Schliemann

Castillo de Tirinto Tirinto y Creta – La muerte de Schliemann Otra joya del Peloponeso que estaba en ruinas En 1876 Schliemann, con sus cincuenta y cuatro años, empuñaba por vez primera la piqueta; en 1878 y el año siguiente excavaba, ayudado por Virchow, otra vez en...

Paciencia

Paciencia

Amanecer en  L'Escala Paciencia . Mientras tu dormías la placidez de tu rostro reflejaba la mar en calma. Mientras tu dormías pregunté a las gaviotas que sobrevolaban la playa. Mientras tu dormías y, en voz baja, para no enturbiar tu sueño del alma: ¿Me querrá...

¡Anda la napia de matria!

¡Anda la napia de matria!

La vicenapia Ripio político. ( ¡Anda la napia de matria! ) Esputó la matria la política arrastrada. Esa mujer pegada a una enhiesta napia, cual espolón de fragata, de tucán o pez espada. Que hace de todo y nada,pero en su menester no trabaja.Rebufa su apéndice...

La máscara de Agamenón – Schliemann y Pausanias

La máscara de Agamenón – Schliemann y Pausanias

La máscara de Agamenón - Schliemann y Pausanias La máscara de Agamenón Esta entrada procede de una entrada anterior "El niño pobre que halló un tesoro - Schlieman y Homero", les sugiero que empiecen por esta pues es el comienzo de una tetralogía. La máscara de...

Pensar con faltas de ortografía (Poesía)

Pensar con faltas de ortografía (Poesía)

Poesía: Pensar con faltas de ortografía Pensar/con faltas de ortografía/no es pensar/es perderse en divagar/en ortográficas mentiras./ No hay concepto que sobreviva/ni razonamiento causal/que ufano perviva/ante el léxico bacanal/de las palabras torcidas./ Si escribes...

El alma de los clásicos – Charles Péguy

El alma de los clásicos – Charles Péguy

Charles Pierre Péguy Charles Pierre Péguy, (Orleans; 7 de enero de 1873 -Villeroy; 5 de septiembre de 1914), filósofo, poeta y ensayista francés, uno de los principales escritores católicos modernos. (El alma de los clásicos - Charles Péguy) El alma de los clásicos -...

El niño pobre que halló un tesoro – Schliemann y Homero

El niño pobre que halló un tesoro – Schliemann y Homero

Heinrich Schliemann y su esposa, Sofía Engastrómenos. (La historia del niño pobre que halló un tesoro - Schliemann y Homero) El niño pobre que halló un tesoro - Schliemann y Homero Preámbulo En mi juventud leí una historia de esfuerzo y perseverancia, donde el mito y...

error: Content is protected !!